sábado, 3 de febrero de 2018

EL PODER DEL EJERCICIO PARA CAMBIAR TU MENTE

La mayoría de las personas tiende a hacer ejercicio para mejorar sus niveles de condición física, evitar su barriga cervecera o incluso limitar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. Pero, ¿qué tal sudar para mejorar la mente? 




Independientemente de su edad o nivel de condición física, se ha demostrado que el ejercicio tiene un efecto sólido en nuestra salud mental; una evidencia revolucionaria que nos inspira hoy en día.




 El ejercicio es un enfoque eficaz que puede reducir los síntomas del estrés y la ansiedad mental, ya que aumenta la concentración de norepinefrina, una sustancia química que puede moderar la respuesta del cerebro al estrés. También alivia los síntomas de la depresión a medida que libera endorfinas, lo que estimula los sentimientos de felicidad y euforia. En algunos casos, el ejercicio podría ser tan efectivo como los antidepresivos.

 ¿Qué tal un aumento en su capacidad intelectual para ayudarlo a tomar decisiones, pensar bien y aprender más fácilmente? Muchos estudios han demostrado que el ejercicio puede mejorar el rendimiento general del cerebro, especialmente los asociados con la memoria y el aprendizaje. Además, con el aumento de los niveles de energía derivados del ejercicio, se vuelve mucho más productivo que sus pares sedentarios.




 Tan desagradable como parece, a medida que envejecemos también lo hace nuestro cerebro; sin embargo, el ejercicio regular puede ayudar a reducir las posibilidades de experimentar deterioro cognitivo, ya que aumenta los químicos en el cerebro que desempeñan un papel crucial en las funciones de la memoria y el aprendizaje. ¡Entonces comienza a ejercitarte antes de que tu cerebro se vuelva un poco viejo!

  Hacer ejercicio también puede tener una influencia muy poderosa en su autoestima, independientemente de su peso, edad o tamaño, ya que eleva la percepción de autoestima de una persona. Esto automáticamente aumenta la autoconfianza, mejora la autoimagen y, en última instancia, crea una motivación continua.



 Una de las frases favoritas de Joseph Pilates fue "Es la mente misma la que construye el cuerpo". No debemos olvidar que la mente es una parte muy poderosa del cuerpo. Es la mente la que ordena al cuerpo darse por vencido o avanzar. Las limitaciones se colocan en nuestras mentes mucho antes de que nuestro cuerpo decida darse por vencido. Lo único que se interpone en el camino del éxito es la creencia de que somos incapaces de lograr cosas. Creamos nuestras propias barreras.




Hacer ejercicio tiene efectos positivos mucho más allá de la temporada de verano. Así que súbete a tu equipo deportivo y pruébalo por ti mismo. Experimente el impulso de la creatividad o la elevación del estado de ánimo después de una sesión de bombeo de corazón. Experimenta la confianza motivacional, la paz interior y la satisfacción que duran las horas restantes del día. Y una vez que capte estos efectos positivos, el ejercicio se convertirá en parte de su rutina habitual sin pensarlo mucho.

jueves, 1 de febrero de 2018

¿QUÉ COMER ANTES O DESPUÉS DE ENTRENAR?

La pregunta que desconcierta a muchas personas acerca de si comer o no antes del entrenamiento.




Sí, definitivamente debería; al menos tome un refrigerio si no planea tener una comida como mínimo una hora antes del entrenamiento. 




Hacer cardio con el estómago vacío para una máxima pérdida de grasa es otro mito común ... UNA GRAN MENTIRA. 

Seguir estos métodos hará que tu cuerpo queme tejido muscular para proporcionarte energía en lugar de quemar grasa. Su cuerpo necesita una cierta cantidad de glucosa para alimentar mientras entrena. Piensa en un automóvil: ¿estaría funcionando un automóvil sin combustible? Así es exactamente como funcionan nuestros cuerpos. Necesita combustible y reponer cada dos o tres horas para que funcione correctamente. Su comida antes del entrenamiento debe ser algo que sea fácil de digerir.

Lo último que quiere hacer es comer un montón de proteínas y grasas (grandes cantidades), incluso si son grasas y proteínas saludables. Estos tipos de combustible tardan mucho tiempo en digerirse y extraer el precioso oxígeno y la energía que lleva la sangre al estómago y lejos de los músculos que se ejercitan. También pueden ser pesados ​​en su sistema digestivo y causar dolores de estómago durante el ejercicio. Su mejor opción es consumir su comida antes del entrenamiento unas dos horas antes del ejercicio; debería estar entre 300 y 500 calorías, y está compuesto principalmente de carbohidratos saludables (carbohidratos complejos). Si no tuvo la oportunidad de hacerlo, opte por una merienda rápida de 50-100 calorías 5-10 minutos antes del ejercicio. Pruebe un tazón de avena, cereal integral, tostadas integrales, batatas, etc, como una comida de pre-entrenamiento que se come dos horas antes de su entrenamiento. Si tiene que comer directamente antes de su entrenamiento, un pequeño trozo de fruta, como una manzana o un plátano, servirá.




Lo que come después de los ejercicios de cardio y después del entrenamiento con pesas no siempre tiene que ser lo mismo. El entrenamiento con pesas es más para ganar músculo, mientras que el cardio se usa principalmente para perder grasa. Al hacer entrenamiento con pesas, el glucógeno muscular comienza a agotarse, y como se mencionó anteriormente, el tejido muscular comienza a descomponerse. Entonces, nuestro principal objetivo es reponer las reservas de glucógeno muscular y comenzar a reconstruir los músculos.




 Los carbohidratos son el macronutriente principal que debe reponerse en su comida posterior al entrenamiento. Hay una ventana de tiempo alrededor de 20-60 minutos después de hacer ejercicio en la cual sus músculos aceptan los carbohidratos y la proteína que consume, los absorben para almacenarlos como energía y construyen bloques para la recuperación. Si esperas demasiado para comer después de hacer ejercicio, tu cuerpo no usará lo que comes para combustible y recuperación. Entonces, básicamente, después de una sesión de levantamiento de pesas, usted quiere tener sus carbohidratos y proteínas complejos; algo así como arroz integral y pechuga de pollo, o un batido de proteínas con medio plátano, cualquiera que más le convenga. Por otro lado, si estás haciendo cardio y tu objetivo principal es perder grasa, entonces cortar los carbohidratos y concentrarte en las proteínas y las grasas saludables será lo mejor para ti. 




Durante una sesión de cardio típica, la bioquímica de su cuerpo experimenta algunos cambios. su cuerpo suprime la producción de insulina y comienza a liberar otras hormonas, como la hormona del crecimiento (GH) y la testosterona. No solo eso, sino que su cuerpo libera varios neurotransmisores como adrenalina, epinefrina, serotonina, dopamina y endorfinas. Los primeros dos ayudan con la movilización de grasa. Por lo tanto, para mantenerse en el modo de quema de grasa, un batido de proteína (aislado de proteína de suero) mezclado con ácidos grasos omega 3 sería una gran opción; un poco de salmón y vegetales mixtos también harán el trabajo; prueba la ensalada de pollo a la parrilla con verduras cubiertas con algunas nueces. Mientras consumas proteínas magras, algunas verduras y grasas saludables, estarás listo para consumir. 

Tenga en cuenta que cada persona es diferente y que sus objetivos de ejercicio pueden ser diferentes a los objetivos de otra persona. Entonces, ya sea que su objetivo sea desarrollar músculos o triturar algunas grasas, sus llaves mágicas son marcos de tiempo y tipos de alimentos después de diferentes entrenamientos.

TODO SOBRE MI CARDIO

Imagínate esto. Estás sentado en tu oficina. Estás atrapado en tu escritorio, con dolor de espalda, hombros tensos, músculos doloridos y estás deseando que llegue la hora de salir. 




Ahora imagínate después de una buena carrera o una clase en el gimnasio. Piense en lo cálido y flexible que se sienten sus músculos; la sangre está bombeando a través de su cuerpo y se siente con energía y confianza. ¡Te sientes bien! 




Nuestros cuerpos fueron diseñados para MOVERSE, y es por eso que el ejercicio cardiovascular es una de las mejores maneras de lograrlo. Los ejercicios cardiovasculares aumentan el ritmo cardíaco e incrementan la circulación sanguínea en todo el cuerpo. Existen diversas formas y métodos para realizar ejercicio cardiovascular, todos tienen beneficios específicos.

Algunos de los principales beneficios de cardio son los siguientes:

• Mejorar la salud del corazón: el corazón es un músculo que funciona bombeando sangre al resto de su cuerpo cuando hace ejercicio. Entonces, cuando haces ejercicio, en realidad estás fortaleciendo tu corazón.

• Aumento del metabolismo: lo que significa que puede mantener su peso o incluso perder peso.

• Mejor humor: Cardio libera endorfinas, que son las hormonas que se sienten bien. Alivia los síntomas de la depresión y la fatiga, y también estimula la liberación de hormonas que disminuyen el apetito y ayudan a dormir mejor.

• Estabilizar la presión arterial: ayuda en el control de la diabetes y la presión arterial irregular.

- Básicamente, cardio es necesario para la pérdida de peso y mantenimiento. Pero, ¿con qué frecuencia deberías hacerlo?




- Las pautas publicadas por el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM) sugieren 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada 5 veces a la semana o cardio vigoroso 20 minutos al día 3 días a la semana. (Para bajar de peso, puede necesitar de 60 a 90 minutos)

- Para medir la intensidad de su entrenamiento, use un monitor de ritmo cardíaco o "The Talk Test", que se explica por sí mismo, ya sea que pueda o no hablar.




* Cardio de alta intensidad: donde se alcanza el 80-90% de su frecuencia cardíaca máxima (MHR), y se siente sin aliento y es capaz de decir solo unas pocas palabras a la vez. Ejemplos de cardio de alto impacto son HIIT, ejercicios de Tabata, correr, caminar sobre la colina, saltar la cuerda y ejercicios pliométricos.

* Cardio de intensidad moderada: se alcanza el 70-80% de MHR. El ejercicio de intensidad moderada aumenta el ritmo cardíaco en la medida en que suda, pero puede mantener una conversación mientras hace ejercicio. Ejemplos son caminar a paso rápido, andar en bicicleta, nadar vueltas a un ritmo medio y hacer ejercicio aeróbico (pasear, bailar).

* Cardio de baja intensidad: 40-60% de MHR. Esto generalmente es bueno para principiantes, o personas que tienen demasiado sobrepeso para entrar en intensidad media. También es perfecto para mujeres embarazadas que no hicieron ejercicio antes del embarazo o que acaban de tener un bebé. Éstas incluyen; una caminata ligera, rutinas de estiramiento o yoga para principiantes.




Las opciones para las sesiones de cardio son infinitas, pero no existe el bien o el mal cuando se trata de cómo elegir hacer ejercicio. Recuerda, no es lo que haces, sino cuán duro trabajas. Cualquier ejercicio puede ser desafiante si lo haces de esa manera. Así que practica el kickboxing o una clase de baile, un trote o un baño matutino, simplemente haz algo que disfrutes, algo que puedas hacer al menos 3 veces por semana. Y recuerda mantener el ritmo, y nunca dejes de moverte.

domingo, 28 de enero de 2018

(CHICOS Y CHICAS) ¿SI LEVANTO PESAS ME CRECERÁN LOS MÚSCULOS?

Si tendrá músculos más grandes (hipertrofia) o no, esto depende de tres factores básicos: su Genética, su Sexo e Intensidad de Entrenamiento. Vamos a verlo detenidamente.




La genética se manifiesta principalmente como el tipo de fibra muscular; las personas con fibras predominantemente de contracción rápida adquieren músculos más grandes con mayor facilidad que las personas con fibras predominantemente de contracción lenta. 




En relación con el género, los hombres adquieren músculos más grandes que las mujeres, porque los hombres tienen mayores cantidades de testosterona y otras hormonas sexuales que influyen en el metabolismo de las proteínas (Tipton 2001). Por lo tanto, las mujeres experimentan menos hipertrofia muscular con mejoría de la fuerza que los hombres (Lewis 1986). 

La intensidad del entrenamiento es el único factor que puedes controlar.




La hipertrofia resulta de un aumento en el número de proteínas contráctiles (actina y miosina, producidas por el cuerpo en respuesta al entrenamiento), lo que a su vez aumenta el tamaño de las fibras musculares. Si el objetivo del entrenamiento es la hipertrofia, la carga levantada debe ser al menos el 80 por ciento del máximo de una repetición (1 RM), como una guía general (Zatsiorsky 1995). 




Si no está interesado en desarrollar músculos más grandes, mantenga la carga en menos del 80 por ciento de 1 RM. Sin embargo, la hipertrofia se puede estimular cada vez que la intensidad del entrenamiento sea lo suficientemente alta como para sobrecargar el músculo. Por lo tanto, en una persona no entrenada que nunca ha levantado pesos antes, el 60 por ciento de 1 RM puede ser suficiente para causar hipertrofia leve, especialmente si el individuo está predispuesto a la hipertrofia al tener una gran proporción de fibras de contracción rápida.

YEMA DE HUEVO: Lo que te estás perdiendo

¿Qué te estás perdiendo cuando tiras la yema del huevo? Vamos a ver si es conveniente o no consumir las yemas del huevo y cuales son son sus beneficios.

Durante siglos, personas de todo el mundo han estado preparando huevos de innumerables formas creativas; tortilla, revueltos, escalfados, al vapor, al horno, tortilla enrollada, quiche...




Y la lista continúa. A pesar de que varias investigaciones han arrojado luz sobre los beneficios para la salud de los huevos enteros, un número creciente de atletas y personas que hacen dieta han levantado argumentos contra las yemas de huevo. 





Abordaremos el asunto en las próximas líneas.

Los medios de comunicación han lanzado varias advertencias para eludir el consumo de grasas saturadas, ya que juegan un papel integral en el aumento de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la presión arterial alta, varios tipos de cáncer, entre otras muchas enfermedades. Estas declaraciones introdujeron una serie de dogmas que incluyen no comer más de dos huevos al día y no consumir más de 7 por semana. Entonces, ¿por qué ocurrió este cambio?

Hay diferentes tipos de grasas saturadas; algunos de los cuales pueden desencadenar el riesgo de enfermedades graves. Sin embargo, algunas formas, como el ácido esteárico, no han demostrado tener una influencia dañina en el nivel de colesterol, y se convierten en gran parte en grasas monoinsaturadas en el hígado. Además, un huevo grande contiene solo el 10% de su porción diaria de grasas saturadas, lo que por un lado podría aumentar el colesterol, como afirman algunos investigadores, pero en la mano debe mejorar el rendimiento general y el físico.

Según una revisión publicada en el British Medical Journal en 2015, "las grasas saturadas no están asociadas con la mortalidad por cualquier causa, enfermedad cardiovascular, enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular isquémico o diabetes tipo 2".




Razones por las que los huevos son la opción más saludable

Conocido como una fuente de energía proteínica, los huevos están repletos de una variedad de nutrientes vitales en porciones adecuadas. Aunque la yema de huevo contiene el triple de la cantidad de calorías de la clara de huevo, ambos componentes tienen la misma cantidad de proteína. La yema también nutre el cuerpo con vitaminas y minerales esenciales como la vitamina D, la vitamina B-12, el ácido fólico, la colina, el fósforo y la riboflavina.

Las yemas de huevo también tienen antioxidantes; como los carotenoides, que les dan su color amarillo, promueven la salud ocular y disminuyen el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad y cataratas; y fosvitina, que disminuye cualquier problema con la oxidación del hierro en las yemas. La oxidación puede hacer que el hierro sea inflamatorio, por eso muchas personas limitan su consumo de hierro. Sin embargo, el contenido de hierro en las yemas de huevo está a salvo de la oxidación debido a sus componentes inflamatorios.




Cocinar o no cocinar:

Existe una amplia noción de que la yema de huevo cruda es más saludable que las cocidas, porque el calor destruye las enzimas, lo que disminuye la cantidad de nutrientes y aminoácidos que nutren el cuerpo.

Las personas que consumen yemas de huevo crudas experimentan una digestión más fácil, mayor resistencia y resistencia a las enfermedades.




Volver a lo básico:

Si su intención es desarrollar músculo, un huevo entero es su opción óptima de aminoácidos, así como algunas calorías adicionales que ya necesitará para el mismo propósito.

Mientras que si su objetivo es perder peso, una alimentación adecuada y una dieta sana y equilibrada deben ser su objetivo, que todavía debe contener un pequeño número de grasas. Pero la diferencia es que las grasas de la yema de huevo pueden optimizar su perfil hormonal, mantenerlo lleno por más horas y nutrir su cuerpo con nutrientes esenciales.

Además, seamos sinceros. ¿Cuántas veces buscó una crema de leche o comió un chocolate negro que no era realmente un chocolate negro? Así que no eliminen las yemas debido a su grasa. En cambio, benefíciese de sus propiedades saludables. 

¡Los huevos son saludables, fáciles de cocinar, rápidos y baratos! Buen provecho.


Fuente: TheFitnessMagazine

domingo, 22 de octubre de 2017

SUDA PARA LOGRAR QUE TUS MÚSCULOS CREZCAN (Beneficios de la Sauna)

Deja esas pesas un poco antes y dirígete a la sauna para rematar tu entrenamiento muscular de una manera más relajante.




La sauna ha sido caricaturizada como un área exclusiva para los escandinavos. Sin embargo, la nueva ciencia ha mandado esta teoría a hacer puñetas. 




Los abdominales pueden hacerse en la cocina, pero el músculo total puede rematarse en la sauna. Los científicos del deporte han estado estudiando el potencial de la terapia térmica por algún tiempo y ahora los de la Universidad de Corea han encontrado que exponiendo los músculos a temperaturas más altas, tras el entrenamiento de resistencia, se obtienen ganancias mucho más rápidamente en fuerza y tamaño. 

Incrementando la temperatura de los músculos en tan solo 4 grados centígrados aumenta el peoceso anabólico natural en el tejido de tus músculos, desencadenando más testosterona y haciendo más rápida la síntesis de las proteínas. Sujetos del test usaron mantas caloríficas de alta tecnología para obtener el efecto dicho previamente, pero una sesión en la sauna provee una alternativa más conveniente. 

Los beneficios más obvios del uso de la sauna después de su entrenamiento provienen de la fuente de calor, su piel; el órgano más grande en tu cuerpo. Se ve afectado más por este calor. Hace que los vasos sanguíneos se dilaten y aumenta la demanda de sangre a la piel. Cuando aumenta el volumen de vasos sanguíneos y la sangre, la presión arterial de su cuerpo disminuye, lo que hace que su corazón lata más rápido y de manera más eficiente. Este es uno de los mejores beneficios para después de un entrenamiento. Se realiza un ejercicio cardiovascular suave, similar a caminar, simplemente sentándose dentro de la habitación.




Acorta tu entrenamiento 10 minutos para usar este método aprobado por investigaciones y maximizarás tus adaptaciones al ejercicio. Esto significa que puedes entrenar menos y usar el tiempo libre para relajarte. Bueno, aunque soportarás algunas charlas banales del resto de usuarios de la sauna.




¿Has oído hablar alguna vez de que la sauna pueda desintoxicar tu cuerpo?

Bueno, es verdad. Déjame explicarte cómo funciona la desintoxicación. A medida que aumenta la temperatura de nuestro cuerpo, también lo hace su capacidad para matar bacterias, hongos, parásitos y virus. Calentar el cuerpo varios grados provoca un aumento de la circulación a medida que el cuerpo intenta mantener su temperatura espacial. Esto ayuda a desalojar las toxinas, especialmente de las áreas más difíciles de alcanzar, como los dientes, los huesos y los senos paranasales.

Durante y después de un entrenamiento, tendemos a sudar mucho. Bueno, el calor en la sala de sauna funciona de manera similar. A medida que el calor hace que nuestro cuerpo comience a sudar profusamente, nuestro cuerpo elimina las toxinas, que podrían estar presentes, y este proceso puede ayudar a estimular la función adecuada del órgano. Los músculos comienzan a relajarse, libres de tensión y estrés, específicamente aquellos en los que trabajó durante su entrenamiento, una vez que aumenta el flujo sanguíneo y se produce la distribución de oxígeno. Además, esto significa que puede reducir significativamente la posibilidad de tener calambres en los músculos.




TUS MÚSCULOS ON FIRE

Asimila estos beneficios de salud serios de después del gimnasio:


* Más en forma, más rápido

Científicos en la Universidad de Otago certificaron como los atletas acortaban en un 1,9 % de sus marcas de 5 mil metros implementando en al final de sus entrenamientos 30 minutos en la sauna. 


* El pulso del corazón

Un estudio de la JAMA Internal Medicine descubrió que los hombres de mediana edad que frecuenten la sauna son un 50 % menos a ser propensos a ataques al corazón, infartos y otros problemas cardíacos.


* Hábito inteligente

Científicos finlandeses han descubierto que los que usan saunas 4 veces en una semana disminuyen su riesgo de demencia senil en un 63 % con respecto a los que la usan ocasionalmente.


Recuerde nunca consumir alcohol o drogas antes o mientras se encuentre en la sala de sauna. Y recuerde, siempre consulte a su médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios o programa de ejercicios y si está lo suficientemente sano como para disfrutar de la sauna.

sábado, 21 de octubre de 2017

4 RAZONES POR LAS QUE HACER PESAS ES MEJOR QUE HACER CARDIO

Yo pienso que todos los que van al Gym deberían encontrar un tipo de ejercicio que encuentren agradable para poder cumplirlo y reducir las posibilidades de saltarse un entrenamiento. 




A pesar de todo, sigo creyendo que todos deberían dar una oportunidad al entrenamiento de fuerza.


Si solo tienes tiempo para hacer un tipo de ejercicio, creo que debería ser un entrenamiento de resistencia. Muchas personas están confundidas debido a lo que se promueve en los medios convencionales, y priorizan el ejercicio cardiovascular por encima de levantar peso. Ese es un gran error.

Conozco a una chica que estaba haciendo entrenamientos de intervalos de alta intensidad y cardio de estado constante todos los días, con entrenamiento de peso muy mínimo. Estaba convencida de que si dejaba de hacer cardio, engordaría. Redujo su cardio a solo dos sesiones cortas por semana, y recientemente me dijo que ya no quería hacer ningún tipo de ejercicio cardiovascular. Podía ver que su cuerpo realmente no lo necesitaba, y que estaba obteniendo mejores resultados solo con el levantamiento de pesas.

Eso es solo un ejemplo. Estas son mis cuatro principales razones por las que creo que el entrenamiento de fuerza es mejor que el cardio:




1. Los pesos cambian la composición de tu cuerpo para mejor

Una de las primeras cosas que digo es que su dieta es lo que ayuda a perder peso, y el entrenamiento de resistencia es lo que cambia la composición de su cuerpo. Hacer cardio ayuda con la pérdida de grasa, pero destruye el tejido existente, dejándolo con un aspecto de grasa suave y delgada. Para obtener esa codiciada apariencia "tonificada", necesitas levantar pesas pesadas. Hacer un millón de repeticiones con pesas rosa es esencialmente otra forma de cardio, y no va a cambiar la forma de tu cuerpo.

Una vez que su dieta está bajo control, debe levantar pesas para construir tejido muscular magro. Dependiendo de su punto de partida, el cardio es a menudo innecesario y de hecho puede hacer que sea más difícil perder los últimos kilos. Cuando ya estás haciendo una hora de cardio al día y comiendo como un pájaro, la única manera de continuar perdiendo grasa no es comiendo menos y aumentando el ritmo cardíaco. Suena como una pesadilla.


2. El entrenamiento con pesas quema más calorías que el cardio

Muchas personas creen que hacer cardio quema más calorías que el entrenamiento con pesas. Si te fijas en la pantalla de tu caminadora, que dice que quemaste 500 calorías durante un trote moderado de 20 minutos, entonces seguro. 

Dependiendo de la duración e intensidad de tus entrenamientos, lo más frecuente es que el cardio queme más calorías que una sesión de entrenamiento con pesas.

La clave aquí es que solo es cierto para la duración de su entrenamiento. Cuando ves a alguien en la máquina elíptica durante una hora, solo está quemando calorías mientras está en la máquina. En el momento en que sales, la quema de calorías se detiene (estoy hablando de cardio de estado estacionario). Con el entrenamiento con pesas, aunque es posible que no sienta que está trabajando tan duro porque es posible que no sude tanto, continuará quemando calorías durante hasta 48 horas después de su entrenamiento. Sin mencionar el hecho de que por cada libra de músculo que construyes, quemas 50 calorías adicionales en reposo, ¡así que estás quemándo aún más cuando no estás haciendo nada!


3. Cardio te da una razón injustificada para engañarte

¿Cuántas personas se han dicho a sí mismas que debido a que corrieron durante una hora, 'merecen' tener ese trozo de tarta o tazón de helado? Suelen ​​hacerlo todo el tiempo. Las revistas alimentan esto presentando diferenciales que le indican cuántos minutos de ejercicio debe hacer para quemar ciertos dulces. Lamentablemente, no es tan simple como eso. No se puede revertir el daño de una barra de chocolate saltando durante 30 minutos, y esa es una forma de pensar completamente deformada en sí misma.

La mayoría de las personas no parecen tener las mismas justificaciones tontas para el entrenamiento con pesas. En mi experiencia, el cardio también aumenta tu apetito mucho más que el entrenamiento con pesas, a pesar de que este último quema más calorías en general.




4. El entrenamiento con pesas te da confianza

Hace poco escribí una publicación completa sobre cómo el levantamiento de pesas cambió mi vida para mejor. Levantar pesas le da una fortaleza que a su vez le da confianza. Saber que soy físicamente más fuerte que hace unos años influye en todos los aspectos de mi vida y me hace sentir imparable.

Recuerdo vagamente un puñado de carreras que realicé a lo largo de los años, pero tengo recuerdos vívidos de la primera vez que pise un pie en el área de pesas del gimnasio, la primera vez que realmente me enamoré de levantar pesas, la primera vez que hice sentadillas solamente con mi peso corporal, la primera vez que cargué la barra con 50 kg, y la primera vez que hice una dominada sin ayuda. Podría seguir y seguir, y estoy seguro de que tú también podrías.

Dale más importancia a las pesas y entrena intensamente, tu cuerpo y tu salud lo agradecerán.

Diego Gallardo