sábado, 26 de julio de 2014

LA PIEDRA EN EL LAGO (Nuestra Actitud es Contagiosa)

Un pequeño relato sobre cómo nuestra actitud cambia nuestro entorno.

Era una mañana de sábado de uno de los primeros días de primavera, un día de esos que ya el Sol se atreve a brillar por encima de las nubes, sin complejos de invierno y hace resplandecer las primeras flores de la temporada. Era un día distinto, en el ambiente se respiraba algo especial. Las personas se cruzaban unas con otras y se saludaban dándose los buenos días, aún sin conocerse.

La escena era reconfortante, en ese parque rodeado de bancos para sentarse alrededor del lago artificial, en el que flotaban nenúfares y se movían graciosas ocas, cisnes y patos. En uno de esos bancos se podía distinguir la figura, gris y triste de un hombre de unos 40 años, que esperaba a alguien (era evidente pues no paraba de mirar el reloj). El hombre, al que por razones obvias llamaremos Tristán, estaba sentado y absorto en sus pensamientos, con la mano acariciándose la barbilla y la mirada perdida en el horizonte, una mirada que traspasaba cualquier elemento de la escena que le rodeaba.


Cinco minutos antes de la hora convenida, llegó él. Con paso firme y decidido se acercaba al banco ocupado por Tristán que lo miraba con un sentimiento mezclado entre envidia (¿sana?) y admiración. Tristán observaba cómo se acercaba su amigo, con el porte erguido, los hombros hacia atrás, la frente alta, y saludando a las personas con las que se cruzaba con una sonrisa en los labios.

Ángel llegó al banco y saludó efusivamente a Tristán, ofreciéndole su mano para estrecharla con fuerza, una vez que le estrechaba la mano, tiró de Tristán, hasta que éste se puso de pie, para darle un fraternal abrazo, al cual respondió Tristán con emoción.

Los amigos compartieron el banco y empezaron a hablar, ya hacía algunos meses que no se veían. La charla empezó sobre algunos temas intrascendentes, pero Ángel sabía que su amigo Tristán no lo había citado allí para hablar de cosas banales, así que le preguntó directamente:

-     -  Tristán, amigo. Sé que me has llamado porque crees que puedo ayudarte en algo, sabes que somos amigos y no tenemos que andarnos por las ramas. Dime, Tristán, ¿en qué puedo ayudarte?.

-       - Ángel, te agradezco que hayas venido hasta aquí, no esperaba menos de ti, sé que puedo contar contigo, me lo has hecho saber siempre. Necesito hablar contigo, sólo quiero eso, poder hablar contigo y que me des una opinión.

-       - Dime Tristán, te escucharé sin interrumpirte, cuéntame.

-       - Bien, mira Ángel, desde un tiempo a esta parte todo me sale mal. Estoy en un circulo vicioso del que no puedo salir. No sé que fue primero, pero tengo problemas en el trabajo, al llegar a casa discuto con mi esposa, no trato bien a mis hijos, que cada vez están mas rebeldes, y cada día me encuentro peor. Es un infierno, me encuentro incapaz de afrontar todo esto y cada vez va a peor. Me pregunto que mas me puede pasar, porque estoy seguro que esta espiral no va a acabar.

Tristán calló por unos segundos para poder deshacer el nudo que se la iba haciendo en la garganta, tomo aire y prosiguió:

-       - Mira Ángel, yo pienso en ti y eres todo lo contrario, la gente te aprecia, todos callan cuando tu empiezas a hablar, tu mujer te adora y eres capaz de cualquier cosa, siempre estás positivo. ¡ Todo a tu alrededor es fantástico ¡ Eres un imán para la buena suerte… - Tristán comenzó a sollozar – Ayudame Ángel, díme cómo lo haces.

Ángel puso cálidamente su mano sobre el hombro de su amigo y trató de calmarlo con la mirada.

-       - Amigo Tristán. Tienes que salir de esa espiral, tienes que parar la rueda. Yo no sé si soy el mas apropiado para responderte, pero te diré una cosa muy importante: “Tu eres La piedra del Lago”...


Tristán cesó de sollozar y miró fijamente a Ángel, esperando que le explicase que era eso de La piedra del Lago.

-       - No me mires así, Tristán. Si, amigo, eres cómo… bueno mejor acompáñame.

Ángel se dirigió a la orilla del lago seguido por Tristán, al llegar al borde del lago artificial miró hacia el suelo y encontró una pequeña y redondeada piedra negra, que tomó y guardó en su mano. Se dirigió a Tristán y le dijo:

-       - Tristán, ¿qué ves en el lago?, dime todo lo que ves en él y que ambiente se respira.

-        - Bueno, pues veo que el agua está calmada y tranquila, veo unos quince o veinte nenúfares, en uno de ellos hay una rana, algunas libélulas y una familia de cuatro patos, dos ocas y tres cisnes. Lo normal en un lago.

-       - Bien, Tristán. Vemos un lago tranquilo, sereno, con una familia de patos aparentemente en buena sintonía, una rana cantando feliz, y demás elementos… pues observa esto.

Ángel dio un paso atrás echó su brazo con fuerza hacia atrás y lanzó con todas sus fuerzas la piedra negra justo al centro del lago. La piedra cayó, con estrépito en medio del lago salpicando todo a su alrededor, de inmediato, cómo si de una onda expansiva se tratase, se crearon círculos alrededor de la zona del impacto. Los nenúfares se tambalearon, la rana huyó despavorida, las libélulas desaparecieron, quizás alguna con el nerviosismo fue víctima de la rana, la familia de patos alzó el vuelo y los cisnes y las ocas se escondieron entre las cañas. La acción de Ángel no solo tuvo consecuencias dentro del lago, sino que a su alrededor las personas que paseaban empezaron a recriminar a Ángel tal acción, propia de un chico travieso, no de un adulto.

-       - ¿Pero que has hecho Ángel?

-       - Te lo voy a explicar Tristán. El lago es todo lo que te rodea, podemos ver nenúfares que pueden ser familiares y amigos, libélulas que pueden ser vecinos y compañeros de trabajo, la rana que si quieres puede ser tu jefe, la familia de patos que puede ser la tuya misma y las ocas y cisnes que puedes elegir tu mismo su papel. La piedra eres TU, Tristán, de tu actitud depende todo tu "ecosistema". Has visto cómo esa piedra tóxica negra al caer ha contaminado todo el lago, todos han huido y lo que antes era calma y bienestar se ha transformado en caos y desastre. Imagina que en vez de una piedra negra hubiésemos echado una pluma blanca, en ese caso no hubiese pasado nada. La piedra y las ondas que produce tienen efectos devastadores, Tristán, por muy grande que sea el lago, las ondas que produce la piedra llegan hasta la orilla.

-       - Te comprendo, Ángel. Quieres decir que debo de cambiar mi actitud, para que todo cambie a mi alrededor, ¿no es así?

-       - Así es amigo. Cuando te levantes, lo primero que debes hacer es besar a tu mujer, da igual lo que pasara ayer, bésala. Después de desayunar sal a la calle para ir a trabajar, camina erguido, con los hombros hacia atrás, la frente alta y con los puños cerrados con confianza en ti mismo, saluda a todas las personas con las que te cruces, el primer día se extrañarán, pero los siguientes días te saludarán sonriendo, si vas en coche a trabajar, no escuches la radio de noticias, te amargan la vida, escucha una emisora de música. Al llegar a trabajar saluda a todos… ¿Me entiendes, Tristán? Si cambias tu actitud por una actitud positiva, ésta se hará contagiosa, todo a tu alrededor cambiará, todo mejorará.


-       Te entiendo, Ángel, soy la Piedra del Lago, pero a partir de ahora ya no seré la piedra tóxica negra, seré la piedra blanca. Gracias amigo, dame un abrazo.

Diego Gallardo

jueves, 24 de julio de 2014

EL ÁRBOL DE LOS PROBLEMAS

Este cuento nos enseña un truco para no mezclar las preocupaciones del trabajo con la familia y no llevar problemas a casa que amarguen el entorno familiar.

Un señor había contratado a un carpintero para ayudarle a reparar su vieja granja, acababa de finalizar su primer día de trabajo muy duro.

El pobre carpintero pasó una jornada bastante complicada, su sierra eléctrica se había dañado y le había hecho perder una hora de su trabajo y ahora, para colmo de males, su antiguo camión se negaba a arrancar.

El señor se ofreció a llevarlo a su casa y recogerlo al día siguiente para terminar el trabajo.

Mientras lo llevaba a su casa el carpintero permaneció en silencio, mientras el señor mirándolo de reojo pensaba:

"vaya día mas desastroso para este hombre, debe de estar bastante enfadado, se le ha roto la sierra, después el camión..." 

Una vez que llegaron frente a la casa del carpintero, que vivía en una humilde casita con tejado rojo y un pequeño jardín delantero donde florecían algunas rosas y había algunos árboles frutales, le invitó a conocer a su familia.

El señor aceptó entrar en su casa a conocer a su familia, mientras se dirigían a la puerta, el carpintero se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.



Al entrar en su casa, ocurrió una sorprendente transformación.

Su bronceada cara sonreía plenamente.

Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un  beso a su esposa.

Posteriormente acompañó al señor hasta el coche.

Cuando pasaron cerca del árbol, éste sintió curiosidad y le preguntó acerca de lo visto cuando entraron.


"Ese es mi árbol de los problemas", contestó.


"Sé que no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero hay algo que es seguro: los problemas no pertenecen a mi casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así  que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego. Luego a la mañana los recojo otra vez."


"Lo divertido es..." -dijo sonriendo- "que cuando salgo a la mañana a recogerlos, ni remotamente encuentro tantos como los que recuerdo haber dejado la noche anterior".

* Todos debemos de encontrar nuestro "Árbol de los problemas", para dejar fuera de nuestra casa y nuestra familia los problemas que nos aturden.


Diego Gallardo

domingo, 20 de julio de 2014

CARNE DE CABALLO o POTRO: Una de las mas Sanas y Nutritivas

La carne no debería de ser el elemento principal de nuestra dieta, aunque su consumo tiene innumerables beneficios. Sin tener en cuenta las consideraciones éticas de su ingesta, la carne es una importante fuente de proteínas, vitamina B12, hierro, potasio, fósforo y zinc. Pero debemos de tener claro que no todas las carnes son iguales.
Los consumidores distinguimos dos tipos básicos de carne, la “Carne Blanca” y la “Carne Roja”. 
El color se determina por el nivel de mioglobina presente en cada animal. La mioglobina es una proteína que contiene hierro y cuya presencia es más elevada en las carnes “rojas”. Las carnes blancas suelen ser las de ave, y las rojas las de mamífero. Pero no siempre es así. Por ejemplo, el conejo es un mamífero y su carne es blanca y podemos considerar que es de las más saludables.
¿Qué carnes son las más beneficiosas?
En general, los dietistas y nutricionistas recomiendan priorizar el consumo de carnes magras, que tienen menos grasa: es decir, mejor pollo, conejo o pavo, que ternera, cordero o cerdo. Ahora bien, ninguna de las carnes convencionales es la más saludable que podemos tomar (aunque constituyan la práctica totalidad de nuestra ingesta). Hay diversas carnes exóticas que tienen mayores beneficios, y cuyo consumo deberíamos empezar a considerar. Pero dejando de lado, de momento) las Carnes Exóticas, hoy quiero hablar de la Carne de Caballo o Potro.
El consumo de la Carne de Caballo o Potro en nuestro país estaba bastante extendido: en casi todos los barrios había una Carnicería Equina, en la actualidad pocas familias la consumen con frecuencia. Aunque quizás deberían.
El caballo es una carne roja, pero en comparación con la carne de ternera (a la que más se parece) tiene menos calorías y mucha menos grasas: menos del 2%. También es una excelente fuente de hierro y zinc. Se puede realizar con ella todas las preparaciones típicas de la carne de ternera.
  

Comparando la Carne de Caballo con la Carne de Ternera y la Carne de Cerdo:


Contiene menos Grasas que la carne de vacuno o la de cerdo. En grasas presenta un nivel de 2 ó 3 g por cada 100 g de carne. Si lo comparamos con la carne de vacuno notamos la diferencia, entre 4 y 10 g por cada 100 g de carne de vaca. Y si lo comparamos con la carne de cerdo o la de cordero, entonces no hay color porque éstas carnes tienen 16 g de grasas por cada 100 g.

La relación de ácidos grasos insaturados y ácidos grasos saturados es mucho mejor en la carne de caballo que en la carne de vacuno, esto quiere decir, que los ácidos grasos insaturados son mayores que los ácidos grasos saturados (más saludable).


Si hablamos de las proteínas, la carne de caballo es similar o mayor a la de vaca. En la carne de caballo se sitúa en 20 g por cada 100 g, y en la vaca, dependiendo de la variedad, la zona de corte escogida, está entre 16 y 20 g por cada 100 g de carne de vacuno.

 
Sin duda, una muy buena opción es la Carne de Caballo, con menos grasas y mas proteínas que las otras, la convierte en una carne idónea para personas que quieran cuidar su dieta.

Diego Gallardo


Fuentes: ElConfidencial , nutricion.nichese


miércoles, 16 de julio de 2014

ENTREVISTA: Pedro Alberto Fernandez Perez, Jugador Tenis De Mesa DKV - Ergo Jerez

Para algunas persona un "no puedo" tiene un significado distinto que para otras. Un ejemplo claro de que una disCAPACIDAD no es una limitación, si uno no quiere, es mi amigo Pedro, polifacético total. 


Diego G: Hola Pedro Alberto, muchas gracias por permitirme hacerte y publicar esta entrevista. Se que eres una persona muy ocupada, por favor preséntate para que te puedan conocer un poco mejor los lectores de esta web.

Pedro A. Fernéndez: Gracias Diego, pues resido en Jerez de la Frontera, tengo 32 años y trabajo cómo Asesor Laboral en Asesoría. Además estudio, voy a cursar cuarto y último curso del Grado de Relaciones Laborales y Recursos Humanos UCA.

Cómo sabes soy Jugador del DKV - Ergo de Tenis de Mesa, llevo dos años en esta práctica deportiva. En mi primer año participé en Provinciales quedando entre los 5 mejores y debuté en Pontevedra en el Campeonato de España haciendo más que un digno papel. En este segundo año he jugado en una categoría superior en liga siendo la División de Honor Andaluza haciendo varios puntos para el equipo, a nivel nacional he disputado el Torneo Estatal en la cuidad de Valladolid pasando de grupos y ya adquiriendo una gran experiencia que ha sido plasmada el pasado mes de Junio en la localidad de Antequera alzándome con la medalla de bronce en clase 7 de discapacitados.

Todo esto lo compagino con mi otra actividad en el mundo del fútbol, como secretario técnico del Cd Guadalcacin, recién ascendido a la categoría nacional de Tercera Nacional.


Diego G: ! Vaya Pedro ! no paras. Cómo jugador del DKV – ERGO ¿Cómo valoras la implicación de vuestro Sponsor DKV y otros con el Tenis de Mesa? un deporte no muy masivo.

Pedro A. Fernéndez: La implicación es total como sponsor, siendo vital su patrocinio para poder competir con unas garantías económicas suficientes, y el primer equipo pueda desplazarse por el territorio nacional y competir a niveles nacionales, y tal como está la economía es de agradecerle su implicación, ya que siendo realista sin su ayuda sería casi imposible tener el equipo en primer nivel y conseguir la cantera que se está creando teniendo un crecimiento de niños muy alto, y lo más importante la dedicación que le brinda al deporte esa corporación a nivel nacional inculcando valores humanos y deportivos en el deporte en general. 


 
Diego G: Llevas relativamente poco tiempo en el Tenis de Mesa, o Ping Pong, cómo decíamos en el colegio en mis tiempos. ¿Qué te da ese deporte?, ¿Te ha beneficiado en algunos aspectos de tu vida, qué te ha hecho aprender?

Pedro A. Fernéndez: En primer lugar lo practicaba como bien dices en la pregunta en el colegio, comienzo a trabajar y emprendo estudios universitarios, y empieza a aparecer el conocido estress, y al conocer a los dirigentes del club aparezco por el club y comienzo a entrenar como via de escape al agobio diario del día a día, y empieza a aportarme confort y comienzo a engancharme a la practica del deporte, y el físico comienza a mejorar, por tanto mato dos pájaros, y ya por último entro en competición y me motiva principalmente la evolución en el juego, y fundamentalmente la de amistades que estoy haciendo de todas las ciudades de España, En definitiva no hay un pero que ponerle a esta práctica.
 

Diego G: ¿Cuales son los objetivos del Equipo para el año que viene?, ¿Y los tuyos?

Pedro A. Fernéndez: Los objetivos del Equipo, en el que respecta a mi categoría yo soy ambicioso, y este verano entreno con mi compañero de equipo, mucho más joven que yo, y le estoy inculcando que no debemos conformarnos y tenemos que sumar todos los puntos que podamos, y en el tramo final de liga ya veremos donde estamos, pero nos estamos pringando este verano para empezar la competición lo más fuerte posibles, tanto técnica como físicamente.

En cuanto a la liga meter al equipo de División de Honor en los equipos de cabeza, y en cuanto al torneo estatal quedar de los mejores de España, y en el Campeonato de España quedar subcampeón de España, ya que para ser campeón me he puesto la meta de 3 años, ya que el campeón lleva muchos años en la práctica.
 
Mi objetivo personal, participar en todos los torneos posibles, y este verano disputaré torneos en Utera, Cádiz y Badajoz, y junto a la liga, todo esto haga que llege al campeonato de España con mucha fuerza y se plasme todo el trabajo del año, y por supuesto empezar a dar guerra en el panorama español, junto a jugadores que lleva prácticamente toda la vida pero que haré todo lo posible para igualar su nivel. 

Este año me gustaría jugar un torneo Internacional de discapacitados en Hungría, pero ya depende de la economía si me lo pudiera permitir.

Mi sueño no es otro que participar en unas Paralimpiadas, lo que puedo asegurar que por trabajo e ilusión no va a ser.
 
 
Diego G: Eres una persona que, aunque no lo parezca por tus coraje y polivalencia, tienes una discapacidad física apreciable. ¿De qué manera es recibido por los oponentes y compañeros?
 
Pedro A. Fernéndez: Sí eso es evidente, por la zona de Cádiz pues nada debido al fútbol y tenis de mesa me conoces por todos lados, y ya conocen mis facetas y como me desenvuelvo y soy uno más, pero cuando me conocen de primeras algunos me observan y finalmente me comentan que quedan sorprendido como me desenvuelvo, realizando cualquier actuación, jugando al tenis de mesa me dijo un aficionado no dejes este deporte porque es una maravilla verte jugar, conduciendo, en fin hay un poco de todo, pero con respeto, educación y coraje la gente pronto me las gano, y nada uno más. 
 
Y en el panorama español, me sorprendió en el Campeonato de España un discapacitado con dificultad en las manos, me pregunto que como podía coger la pala y jugar así, que el no podía, y nada le dije que eso es innato y ni yo lo se y me reí.
 

Diego G: Pedro, eres aficionado y directivo de un equipo de futbol. ¿Crees que ya no se ve el futbol cómo un deporte?, en el amplio concepto de la palabra, quiero decir ¿Crees que sigue teniendo los componentes del “espíritu deportivo” que tenía antaño?
 
Sí, he sido coordinador del Cd Guadalcacin, y actualmente estoy en el cuerpo técnico del primer equipo recién ascendido a tercera división.
 
Bien, en primer lugar comentar que existen dos niveles a la hora de ver el fútbol, el del fútbol profesional, que da pena ver la que tienen formada con los engaños y las promesas incumplidas, y luego el futbol amateur, que en mi caso es que sigo y me apasiona, de ver como sin potencial económico tienes que trabajar altruistamente para sacarlo adelante y ver como disfrutan los chavales,.
 
El espíritu deportivo está perdido completamente, todo se mueve por un interés, antiguamente todo era más natural, mas humilde, más honrado, pero bueno también tiene sus cosas positivas.
 
Destacar que el futbol es un deporte colectivo , y el tenis de mesa es mucho más individualizado, y por tanto es mucho más sano y te acarrea mucho menos problemas, el deporte colectivo tiene muchos enfrentamientos al tener muchos más componentes.
 
 

Diego G: Pedro  tu conoces los beneficios del “Deporte inclusivo”, de incluir a chicos con discapacidad en cualquier equipo y que jueguen con chicos sin discapacidad. ¿Cómo crees que eso ayuda a estos chicos?
 
Pedro A. Fernéndez: En primer lugar antes de incluirlo debemos de concienciarlo de que pueden estar a la altura y hacerles trabajar por ello, y sobre todo en el aspecto psicológico ya que deben estar preparado ante cualquier circunstancia que es fácil de que se produzca contra ellos, entonces deben de ser fuertes.
Pienso que si saben de sus posibilidades y que están a la altura de ellos, por supuesto que hay que incluirlos y si llevan todo eso trabajado, no tengo la menor duda que lo trataran como uno más y cuando le den las quejas lo harán sentirse uno más y ganara en autoestima.
 
Pero como dije antes ojo si no están preparados sobre todo mentalmente, y si alguna circunstancia negativa que se le de, se derrumba, esa inclusión no sería beneficiosa.
 
Vuelvo a reitéralo, primero fuerte psicológicamente, y luego trabajar tus armas para poder competir con personas sin discapacidad, y disfrutar de ello.
 
Todo ello sobre mi experiencia personal, quizás esté equivocado pero es mi apreciación.

 
 
Diego G: Muchas gracias Pedro, ¿Te gustaría añadir algo a esta entrevista?
 

Pedro A. Fernéndez: Nada más, agradecerte a ti Diego la entrevista,  y DKV y sobre todo a su Director Antonio Vila la gran labor que hace en el colectivo de discapacitado por alcanzar su inclusión en el mundo laboral, ya que es un colectivo con bastante exclusión social en este ámbito, y paralelamente la apuesta forma que hace por el deporte en general. 



Diego G: Pues muchas gracias de nuevo Pedro, espero que se cumplan todos tus objetivos, tanto personales, cómo los de tus equipos. Un abrazo.





Diego Gallardo

domingo, 13 de julio de 2014

LAS COSAS QUE DE VERDAD IMPORTAN

Un cuento que nos habla de darle importancia a las cosas realmente importantes, valiosas y relevantes en la vida.


“Un día, un viejo profesor fue contratado para dar una sesión de formación, sobre la planificación eficaz de su tiempo, a un grupo de quince ejecutivos de grandes compañías norteamericanas.

El viejo profesor solamente tenía una hora para hablar sobre esta materia, así que se las ingenió para poder trasmitirles su idea en tan poco tiempo, una hora.

Parado, delante de ese grupo de élite (que estaba listo a anotar todo lo que el experto le iba a enseñar), el viejo profe los miró uno por uno, atentamente, y les dijo "Vamos a hacer un experimento".

Debajo de la mesa que lo separaba de sus alumnos, el profesor movió un inmenso tarro de vidrio de más de 4 litros, que puso cuidadosamente en la mesa.

Luego sacó alrededor de doce piedras tan grandes como bolas de tenis y las depositó cuidadosamente, una por una en el gran tarro.

Cuando el recipiente se llenó hasta el borde y era imposible agregarle una sola piedra más, levantó lentamente los ojos hacia sus alumnos y les preguntó: "¿Les parece que el tarro está lleno?"




Todos respondieron: "Sí."

Esperó unos segundos y agregó : "¿Están seguros?"

Entonces, él se agachó de nuevo y sacó de debajo de la mesa un recipiente lleno de piedrecillas pequeñas.

Con mucho cuidado, él agregó las piedrecitas sobre las piedras grandes y sacudió ligeramente el tarro. Las pequeñas piedras se infiltraron entre las grandes... hasta el fondo del tarro.

El viejo profesor levantó nuevamente los ojos hacia su auditorio y reiteró su pregunta: "¿Les parece que el tarro está lleno?"

Esta vez sus brillantes alumnos comenzaron a entender el experimento y dudaron.

Uno de ellos respondió: "¡Probablemente no!"

"Bien", respondió el viejo profesor. Se agachó nuevamente y esta vez sacó de debajo de la mesa una bolsa de arena de la playa. Con mucho cuidado agregó la arena al tarro. La arena rellenó los espacios existentes entre las piedras y las piedrecitas.

Una vez más, preguntó: "¿Les parece que el tarro está lleno?"

Esta vez sin pensarlo dos veces y en coro, los brillantes alumnos, respondieron: "¡No!"

"¡Bien!", respondió el viejo profesor.

Y como se esperaban sus prestigiosos alumnos, el hombre cogió la botella de agua que estaba sobre la mesa y llenó el tarro hasta el tope.

El viejo profesor levantó entonces los ojos hacia su grupo y preguntó: "¿Qué gran verdad nos demuestra esta experiencia?"

Hubo unos instantes de silencio.

El más audaz de sus alumnos, reflexionando sobre el tema de este taller, respondió:

"Esto demuestra que incluso cuando creemos que nuestra agenda está completamente llena, si lo deseamos realmente, podemos agregar más citas, más cosas para hacer."

"No", respondió el viejo profesor. "No es eso, pero gracias por tu aportación".

“La gran verdad que nos muestra esta experiencia, es la siguiente:

"Si uno no mete las piedras grandes primero en el tarro, jamás podría hacer entrar el resto después."

Hubo un gran silencio, en el que cada uno estaba tomando conciencia de la evidencia de estos propósitos.

El viejo profesor, dijo entonces:

"¿Cuáles son las piedras grandes en sus vidas?"

"¿Su salud?"

"¿Su familia?"

"¿Sus amigos?"

"¿Realizar sus sueños?"

"¿Hacer lo que aman?"

"¿Aprender?"

"¿Defender una causa?"

"¿Relajarse?"

"¿Tomarse el tiempo...?"

"¿O cualquier otra cosa?"

"Lo que hay que entender, es la importancia de meter esas PIEDRAS GRANDES en primer lugar en la vida.

Si no, uno se arriesga a no lograr lo que anhela en la vida.

Si uno le da prioridad a las cosas sin importancia (las piedrecitas, la arena) uno llenará la vida, pues, de cosas sin 
importancia y no tendrá suficiente tiempo para consagrar a los elementos importantes de la vida."

Aquí acaba esta aleccionadora historia del profesor y sus alumnos...

Y ahora yo te planteo a ti que estás leyendo este artículo: 

¿Cuales son las piedras grande para ti?

¿Cuales tienes en tu tarro y cuales estas dejando por fuera ?

"Enseguida, no esperes mas, mételas primero en tu tarro y no pierdas el tiempo con las cosas sin importancia, las piedrecitas y la arena"

sábado, 12 de julio de 2014

ENTREVISTA: Sara Escudero de Zapeando

Hoy tengo el placer de compartir una entrevista con la cómica Sara Escudero, en la actualidad la podemos ver en el programa Zapeando de La Sexta.



Diego G: En primer lugar gracias por hacer un hueco para esta entrevista, Sara. Todos te conocemos por el programa Zapeando de La Sexta y en Paramount Comedy. ¿Es compatible ese ritmo y llevar hábitos saludables, Sara?

Sara Escudero: Si uno quiere... claro que sí. No son horarios o pautas que pudiéramos decir "normales", en el sentido de comunes, porque las agendas y el tiempo son complicados... Pero sí ;) Este es uno de los casos donde "Querer es poder" :)


Diego G: Por supuesto, Sara. Además hace poco has publicado tu libro: “En ocasiones veo Frikis”... para que no me hagas lo que le hizo Francisco Umbral a Mercedes Milá: ¿Nos hablas un poquito del libro?

Sara Escudero: Jajajja... Mi libro "EN OCASIONES VEO FRIKIS" (Anaya, colección Oberón) son 49 monólogos de humor para sacar de sonrisas a risas, pasando por reflexiones encubiertas ;) (que con humor todo se aprende mucho mejor). Nació para y por la risa. Busca que el que lo lea desconecte esos minutos de lectura y suponga un sano "prozac" en el día a día ;) 

Además, lo que saque de aquí a final de año de la venta del libro, va para ayudar a los papás del pequeño Leo, que necesita una operación muy cara antes de cumplir el año y medio de vida o se quedará sin pierna (www.luchaconleo.org). Así el tratamiento es doble: te ríes ahora y harás sonreír a un bebé siempre : )

 COMPRAR LIBRO
Haz Click sobre la imagen para comprar el libro y ayudar a Leo

Diego G: Pues desde aquí animamos a todos a que lo compren y ayuden a Leo. Te quiero hacer una pregunta, en cuanto a la práctica de ejercicio, me consta que desde pequeña ya hacías deporte. ¿Qué deportes practicas actualmente?

Sara Escudero: Así es, desde bien pequeña practico deportes de raqueta, bici y "footing" (o "running" como se dice ahora en moderno, jeje...) y con ellos sigo :) Aunque además llevo como medio año aprendiendo Kick Boxing y ha sido todo un acierto. Me está enamorando. Hay mucha entrega, técnica, concentración y nobleza detrás.


Diego G: ¿Crees que el ejercicio físico y el buen humor están conectados?

Sara Escudero: ¡Absolutamente! Ambas cosas hacen que tu cuerpo se llene de endorfinas (que son las hormonas del placer), esas que se disparan ante una caricia o un beso de alguien a quien quieres, o al dar un mordisco a una comida que te guste mucho y que hacen que te sientas bien, que te sonrías a ti y por ende al mundo. 





Diego G: Sara, ¿Cómo llevas el tema de dietas y alimentación?, ¿Llevas alguna dieta en concreto?

Sara Escudero: Desde pequeña he aprendido a comer de todo y así sigo. Aunque reconozco que, ya desde pequeña,  he comido siempre poco (mi abuela decía que me comían más los ojos que la boca, jeje... Pero es que me lleno con nada!) y como poca carne (porque no son sabores y texturas que me llamen la atención). Soy, desde niña, amante de lo verde y de la fruta pero, sobre todo, de la comida hecha con amor y de un buen café. Es mi único vicio y encima es confesable así que imagina la suerte que tengo ;)


Diego G: A ver, Sara. pongamos a prueba tu imaginación deportiva. (Una prueba tipo Trancas & Barrancas). 

Si tuvieses que definir a tus compañeros de zapeando con un deporte cada uno.... ¿Cómo lo harías?


Sara Escudero: ¡Buena pregunta! :) A ver...

- Cristina Pedroche: El Running. Es constancia, esfuerzo, perseverancia y lo tienes que amar. Y ella es todo eso :) (además de que se está haciendo una campeona!)

- Quique Peinado: Él adora el Fútbol y el Boxeo, pero yo lo definiría más con el segundo. Porque el boxeo es técnica, es potencia, es conocimiento y, el bueno, es juego limpio. Como Quique :)

- Miki Nadal: el Fútbol. Porque se juega en equipo, con técnica, pensando en estrategia y buscando el remate ;)

- Frank Blanco: el Voley. Porque es el que mejor hace los pases en la mesa ;)

- Manu Sánchez: Esgrima. Técnica, previsión, nobleza y finura.

- Ana Morgade: el Atletismo. Porque abarca muchas disciplinas y en todas hay que tener nivel para poderlo disfrutar.

Diego G: Vaya, que bien los has descrito a todos,  ! Prueba Superada, Sara !


Diego G: Una pregunta me ronda por la cabeza cuando os veo en la tele, Sara ¿A qué hora coméis?, ¿Antes, durante o después del programa? 

Sara Escudero: Antes, antes... Los que comen durante son de la competencia, jeje... 


Diego G: Sara, eso de poder interactuar con el espectador a través de twitter le da mucha “vidilla” al programa, a veces será muy curioso el material que os envían ¿No?

Sara Escudero: ¡Uy, sí! La gente se vuelca y eso es maravilloso y estamos muy agradecidos :) Aunque, como en casi todo, a veces se torna feo porque hay gente que no tiene sentido del humor y se lo toma todo a malas o confunde las formas con el fondo. 


Diego G: Muchísimas gracias Sara, te deseo muchos mas éxitos en tu carrera de cómica. ¿Querrías añadir algo a esta entrevista? 

Sara Escudero: Nada mas, Diego. Gracias a ti :)

Diego G: Me ha encantado esta entrevista, con Sara Escudero, simpática y llena de vitalidad, gracias Sara.


Diego Gallardo