martes, 2 de diciembre de 2014

Como mejorar las relaciones personales (Las tres llaves maestras)

Un artículo que habla sobre las claves para relacionarnos correctamente con otras personas y establecer vínculos de confianza. La importancia de la empatía, la simpatía y la asertividad. (Las tres llaves maestras)


En la vida cotidiana nos relacionamos diariamente con muchas personas por diversos motivos; ya sean estos laborales, sociales, mercantiles, familiares y todo un sinfín de ellos que condicionan nuestro día a día y que, dependiendo de como se desarrollen, pueden beneficiarnos o dificultarnos llegar a conseguir nuestros propósitos, cuales quiera que esos sean.

Podemos decir que, al ser animales sociales, nuestra vida es un compendio de relaciones entrelazadas con cientos de personas, y que vivimos y mas importante aún, convivimos con muchas otras personas, entablando miles de interconexiones relacionales. Estas relaciones van formando nuestra personalidad social y nuestra autoimagen.

Es muy importante tener en cuenta cómo nos percibe la otra persona y utilizar la empatía, ponernos en su lugar, para establecer una comunicación mas fluida y útil.
A continuación vamos a ver una serie de pautas, que aunque no son una receta mágica para caerle bien a todo el mundo, nos van a facilitar crear un clima de confianza:


 1º NO HAGA COMENTARIOS NEGATIVOS

Las personas tendemos a excluir a las personas que siempre critican a los demás. Son las típicas personas que cuando las vemos por la calle, nos cambiamos de acera, ya que no nos aportan nada positivo, y es probable que nos metan en algún lío con sus comentarios.

Este primer punto es fundamental, no debemos hacer críticas sobre terceras personas. Si durante una conversación nos dedicamos a criticar a una tercera persona ausente, nuestro interlocutor podría pensar que en cuanto se de media vuelta lo pondremos de vuelta y media a él también.

También debemos evitar quejarnos continuamente de nuestros problemas delante de los demás, no hay nada peor que una persona que se autocompadece ante nosotros, no debemos caer en eso, ya que no debemos de dar esa imagen derrotista, ni ante los demás, y mucho menos ante nosotros mismos.


2º MUÉSTRESE GENEROSO EN ELOGIOS

Dé siempre las gracias a quien haga algo por usted, por pequeño que le parezca. Dar las gracias es una forma muy sencilla y económica de hacer un regalo, recuerde eso de que es de bien nacidos ser agradecidos. Además es tan poco usual en nuestra sociedad, por desgracia, dar las gracias que ésto le dará un plus de buena imagen. 

Destaque lo positivo de cada persona, si alguien critica a otro delante de usted. La forma de desactivar una crítica hacia una tercera persona, es destacar algo positivo de ésta ante la persona que la critica. 

Elogie a las personas, el elogio es un premio que hacemos y cuando es en publico es un reconocimiento difícil de olvidar para el elogiado. 

Sea sincero y honesto en los elogios y se los agradecerán siempre.


3º DEMUESTRE INTERÉS SINCERO POR EL PRÓJIMO

A las personas lo que mas les interesa es su entorno, su familia, sus motivaciones... lleve por esos derroteros la conversación, si quiere entablar una buena relación y ganarse la confianza de su interlocutor, pero trate de hacerlo de una forma sincera.

Demuestre interés sincero por estos temas, haga de esto un hábito. De nada sirve preguntarle a alguien "¿Cómo estás?" y luego interrumpirle para decirle como está usted, o no dejarle terminar para indicarle que usted o su cuñado están peor.




 4º TENGA SIEMPRE UNA SONRISA PARA TODO EL MUNDO



La sonrisa en la música de las palabras. ¿Recuerdas la canción de Mary Poppins?

 " Con un poco de azúcar esa píldora que os dan,
la píldora que os dan...
pasará mejor.
Si hay un poco de azúcar,
esa píldora que os dan satisfechos tomaréis."

La sonrisa es el azucar de la frase, cualquier mensaje llegará mejor con una sonrisa. Es evidente que a veces hay que dar una mala noticia o indicarle a una persona que lo que está haciendo no es del todo correcto, o que es mejorable. Pues decirlo con agrado y con una sonrisa es una pequeña garantía de que su mensaje llegará mejor a la otra persona.


5º RECUERDE EL NOMBRE DE LAS PERSONAS

No hay mayor falta de respeto que olvidar el nombre de una persona. Debemos esforzarnos al máximo por recordarlo y en la conversación, nombrarlo las veces necesarias, para que la persona nos vea con cercanía y confianza. 

Haga un experimento. Cuando vaya a un centro comercial, llame al los empleados por su nombre. En la mayoría de los casos no es muy difícil, ya que llevan chapas identificativas. Comprobará que al llamarlos por su nombre se muestran mucho mas eficientes y amables.

Si llama a una empresa por teléfono y al contestarle la administrativa se identifica con su nombre, al hacerle la consulta, llámela por su nombre, comprobará que le cambia hasta el tono de la voz.




 6º DEJE QUE LA OTRA PERSONA LE HABLE SOBRE ÉL

No le interrumpa, déjele hablar. Hay personas que cuando hablas positivamente sobre otras dicen: "Es muy buena persona, siempre me escucha y me entiende" 

Todos valoramos mucho a las personas que nos escuchan, hoy por hoy todos hablamos, pero nunca escuchamos. Siempre he dicho que si tenemos dos orejas y una boca es para escuchar el doble de lo que hablamos. 

Además, nos interesa escuchar, la conversación nos dará las pistas necesarias para tener todos los datos que queremos valorar y nos será mas fácil entablar cualquier tipo de conversación con éxito.


7º TRATE A LA OTRA PERSONA CON RESPETO

A todo empleado le gusta que lo traten como si fuese el jefe, dele su sitio.

Recuerdo mis años vendiendo seguros puerta a puerta y el gran problema que me encontraba cuando llegaba a un edificio con conserje, no me dejaba acceder a las puertas de los vecinos. 

Hasta que descubrí la diferencia entre tratarlo cómo a un "portero-conserje" o cómo el "encargado de la 
seguridad del edificio". Haga que se sienta importante. Cuando le trataba haciéndose sentir importante, me ganaba su confianza y me dejaba pasar, que era lo que yo quería 

Siempre he dicho que si voy por una calle estrecha y viene un perro en sentido contrario al mío tengo dos opciones, o trato de pasar primero o le dejo paso a él, ! que es el que muerde !, prefiero dejarle paso, créeme.

Espero que estas sugerencias, basadas en mi experiencia personal y en algunos libros sobre este tema te sean provechosas. Cómo te decía al principio, no es una receta mágica, pero te ayudará a conseguir ganarte la confianza de tu interlocutor.

Gracias.

Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada