domingo, 29 de junio de 2014

EL PODER DEL PENSAMIENTO, La Programación Neurolingüística ( PNL )

¿Qué poder tiene nuestro pensamiento sobre nosotros?, ¿Es útil la PNL, la Programación Neurolingüística?, ¿Realmente existe el poder de la atracción?, ¿Cómo influyen nuestros pensamiento en nuestra vida, en nuestro destino?





Todas estas preguntas tienen una respuesta afirmativa, nuestro pensamiento es capaz de moldear nuestra personalidad y está preparado para ayudarnos a cambiar nuestra conducta. Nuestra mente no es capaz de cambiar nuestra realidad, pero si que puede hacer que lo percibamos de manera distinta, y puede, sin duda, hacer que afrontemos los hechos de una manera u otra, es decir, con una actitud constructiva o destructiva. No podemos elegir nuestra realidad, pero si podemos elegir cómo afrontarla.

Debido a que estamos preparados genéticamente desde hace miles de años para sobrevivir ante los posibles escenarios peligrosos que se nos ponen en el camino, nuestro cerebro tiene facilidad para recordar los episodios desagradables y frustrantes de nuestra vida, con el fin de que aprendamos de ellos y que en posteriores situaciones similares, seamos capaces de solucionar el  problema, basándonos en experiencias sufridas. Eso añadido a la Indefensión Aprendida, hace que a veces no seamos capaces de intentarlo de nuevo, ya que en su momento fracasamos y pensamos que seguiremos fracasando. 

Te recomiendo ver este artículo sobre: La Indefensión Aprendida (Haz click aquí)


Tenemos mas facilidad para recordar lo malo que lo bueno, y esto no es porque nuestro cerebro nos quiera hacer daño o amargarnos la vida, sino porque de esa manera, aprendemos de los errores. Este tipo de "memoria selectiva" que nos rememora lo desagradable, nos sirve cómo aviso y nos hace repeler situaciones de conflicto.

Hace miles de años nuestros antepasados cavernícolas si eran atacados por una bestia y salían con vida, podían reconocer el peligro mas adelante si se encontraban en una situación similar y volver a salir airosos. Y lo mismo pasaba con situaciones, alimentos y cualquier otra novedad, que tal y cómo se manifestaban se iban almacenando en la memoria histórica de la especie.




Hoy por hoy, nos pasa algo similar, en situaciones que tienen un desenlace desgraciado para nosotros, nuestro recuerdo nos dejará ese episodio latente en nuestro subconsciente con el fin de que aprendamos de esta situación y podamos resolverla satisfactoriamente en otros momentos similares. Puede resultar doloroso tener ese recuerdo recurrente, pero es necesario para nuestro crecimiento personal. Sin ese tipo de memoria, sería muchísimo peor.

Cuando no sabemos superar esas situaciones aparece la depresión.


Hay que entender que este mecanismo de defensa que tiene nuestro cerebro, haciéndonos recordar momentos amargos y desagradables, es en sí mismo un sistema de aprendizaje ante situaciones traumáticas. 

Debemos saber entender este mecanismo y salir adelante en situaciones difíciles, dándole sentido al recuerdo recurrente de la desgracia.

Pero volviendo al título del artículo, ¿Qué poder tiene el pensamiento negativo o positivo en nosotros?
Nuestro cerebro no distingue realidad de ficción, y es autosugestivo, es decir, SE CREÉ LO QUE PENSAMOS.

Si le mandamos información a nuestro cerebro sobre nosotros constantemente, el cerebro lo procesa, sin plantearse si es real o no, tanto para lo bueno como para lo malo.

Si nos llevamos durante un tiempo diciéndole a nuestro cerebro que somos lo peor de lo peor y que somos un desastre, nuestro cerebro no lo discutirá y modificará nuestra conducta hacia ese pensamiento que hemos enviado.



Por otro lado, si informamos a nuestro cerebro, a base de pensamientos, anhelos y deseos, de que somos los mejores, de que vamos a triunfar, de que vamos a conseguir lo que nos proponemos, y además esto lo acompañamos con visualización, nuestro cerebro cumplirá con nuestro encargo y nos preparará el camino.

De este tema nos habla la PNL (Programación Neurolingüística):
“Programación Neurolingüística significa que nuestros pensamientos están conformados de palabras, de lenguaje (lingüística) y este lenguaje califica lo que nos rodea con palabras y estas viajan por las neuronas para crear un programa. Cuando repetimos ciertas palabras con frecuencia se va convirtiendo este mensaje en un programa. Estos programas ya instalados producen emociones que dirigen nuestras conductas y nuestras reacciones.


Esto quiere decir que a lo largo de toda nuestra vida hemos instalado cientos de programas desde antes de nacer. Al principio de nuestra vida, los programas fueron instalados por nuestros padres, abuelos, familiares; más adelante por nuestros maestros, amigos y por los medios de comunicación. 

Estos programas los aceptamos sin darnos cuenta si nos favorecen o nos dañan. Simplemente allí están. También tenemos programas que nosotros mismos hemos instalado y de igual manera, algunos son buenos y otros no tanto.”



En definitiva, tenemos el poder de cambiar nuestra conducta Y NUESTRA VIDA a través de nuestro pensamiento.



Cómo decía anteriormente, si esto lo acompañamos con visualización es muy efectivo, nuestro cerebro no distingue si una imagen es real o no lo es, si creamos una imagen de éxito en nuestro cerebro, una imagen consiguiendo lo que queremos, una imagen de ganador, viéndonos en esa imagen cómo queremos estar en un futuro, nuestro cerebro nos ayudará a convertir ese deseo en realidad.

Evidentemente, acompañando a esos pensamientos y visualizaciones con trabajo y dedicación es cómo conseguiremos que nuestro cerebro nos ayude a conseguir lo que queremos, ya que sin esfuerzo es imposible conseguirlo.

Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada