domingo, 30 de noviembre de 2014

LOS VAMPIROS EMOCIONALES (Aquellos que tratan de absorber tu energia)

¿Qué es un Vampiro Emocional?, ¿Existen?, ¿Cómo podemos defendernos de ellos para que nos nos claven sus colmillos de negatividad? Puedes comprobarlo en este pequeño y terrorífico cuento.






La tarde iba cayendo con paso firme. Una bandada de pájaros volaron sobre mí, ruidosos, buscando el abrigo de algún caserón abandonado ante la proximidad de la penumbra... en unos minutos todo oscurecería.


Aceleré el paso. Mi sombra alargada se mezclaba en el suelo con la de los sauces que bordeaban el camino y a lo lejos se escuchaba el ulular de algún búho marcando su territorio. El paisaje, antes bucólico de la campiña, se tornaba amenazante y misterioso.


Una fría sensación de soledad me invadía el cuerpo, mis músculos se tensaban ante la repentina sensación de desasosiego que me empezaba a entumecer las rodillas. Eché de menos mi chaqueta.

Unos minutos después todo era oscuridad, hasta que mis ojos se acostumbraron a la luz de la luna y pude recuperar algo de visión.

Todo pasó de repente, de la nada apareció un ser ávido de morder un cuello desprevenido. Una criatura desesperada en busca de succionar el alma de cualquier victima que se acercase a su morada.

Un ente demoníaco que me esperaba, al borde del camino, con la terrible intención de absorber hasta el último aliento de mi vida, la última gota de mi sangre.


Se abalanzó sobre mí. Y en un tono lastimoso y casi imperceptible masculló:

- ¿A que no sabes que me ha pasado hoy? !Que mala suerte, todo me pasa a mí!... soy un desgraciado.

- ¿Otra vez?, ¿Que tal ha pasado ahora, hombre?- Pregunté con interés.

- Si es que todo me pasa a mí, no puede ser, todo se confabula en mi contra, soy un inútil, un pitraco, una manzana podrida, no sirvo para nada, un desastre........

- No hombre, no, ¿Cómo dices eso, hombre?

- Que NO, que no sirvo para nada...

Y así, estuve hasta las 4 de la mañana tratando de consolar, sin éxito, a este Vampiro Emocional.


¿ QUÉ ES UN VAMPIRO EMOCIONAL ?




El vampiro emocional no busca tu sangre, cómo el mitológico personaje de novela de terror, sino que busca y consume tu energía.


Te busca para descargar toda su negatividad y todos sus problemas encima de ti, pero sin ningún propósito de enmienda; es decir, es la típica persona que te envuelve, te absorbe, te manipula, se desahoga, y luego se va, dejándote totalmente debilitado y agotado anímicamente.

El vampiro emocional no tiene intención de cambiar y mejorar su situación, simplemente, quiere recargarse su batería y dejarte a ti, " apagado o fuera de cobertura ".



¿ COMO RECONOCER A UN VAMPIRO EMOCIONAL ?

Realmente no es difícil, no se esconde bajo una capa, ni duerme de día y huye del sol. Es fácil identificarlos.

- Siempre se están quejando de su situación.
- Se quejan a discreción, es decir, tiene varias víctimas.
- No tienen intención de cambiar.
- Prometen cambiar actitudes y en cuanto le das la espalda, vuelven a las andadas.
- Siempre hablan sobre ellos mismos y nunca escuchan.






¿ COMO DIFERENCIARLOS DE OTRAS PERSONAS ?

A veces encontramos personas que nos explican sus problemas en busca de ayuda. Necesitan ayuda y debemos de dársela. La diferencia entre éstos y los Vampiros Emocionales, consiste en que éstas personas ponen de su parte en arreglar su problema, las ves luchando contra los obstáculos y, si son fuertes, llegan a cambiar y mejorar su situación.



CONSEJO ANTE LOS VAMPIROS EMOCIONALES

Mis consejos son los siguientes:

No te involucres demasiado hasta que identifiques si es un Vampiro Emocional o no.

No le soluciones TU el problema, escúchalo, dale consejos y ánimo y que trabaje él en la solución.

Date un margen de dos o tres conversaciones similares, si ves que la cosa sigue igual, que no cambia, dale largas antes de que le crezcan los colmillos. Cambia de acera cuando lo veas.

Si has detectado que es un Vampiro Emocional, la forma de alejarlo es haciendo lo contrario de lo que él quiere que hagamos; es decir, dale la razón, si te dice que no tiene solución, dile que tú tampoco la ves. No le des apoyo y ánimos, cuando se dé cuenta de que no le sigues la corriente, se irá a buscar a otra víctima.



CONCLUSIÓN

De vez en cuando un Vampiro Emocional, se te puede acercar para volcar sobre ti toda su negatividad, tienes que estar alerta y tener preparados los ajos, la estaca y el crucifijo.


Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada