sábado, 23 de junio de 2012

11 consejos de Bill Gates a los jovenes

Estas son las 11 Reglas de Vida de Bill Gates



Se trata de un listado de consejos y observaciones sobre la vida que Bill Gates, creador e impulsor de Microsoft, viene dando a los jóvenes en sus conferencias por medio mundo.
Aunque originalmente están dirigidas a adolescentes de cara a plantearse la vida con energía y sin ingenuidades, pienso que buena parte de ellas son aplicables a todos nosotros en esta época de incertidumbre.
Regla Uno - La vida no es justa, acostúmbrate a ello.

Regla Dos - Al mundo no le importará tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo.

Regla Tres – No ganarás US$5.000 mensuales justo después de haber salido del instituto y no serás un vicepresidente de una empresa con coche de empresa hasta que hayas terminado el instituto, estudiado y trabajado mucho. “No te harás millonario justo después de haber iniciado tu negocio… ni te convertirás en un gran empresario después de haber estudiado y trabajado mucho”

Regla Cuatro - Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida. “Si piensas que tu jefe es duro, espera a tener clientes…”

Regla Cinco – Dedicarse a voltear hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: le llamaban oportunidad.

Regla Seis - Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no lloriquees por tus errores; aprende de ellos.



Regla Siete - Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, limpiar tu ropa sucia y escucharte hablar acerca de lo super guay que eres y lo carca que son ellos. Así que antes de emprender tu lucha por las selvas vírgenes contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación, escritorio, armario y estuche.

Regla Ocho - En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no. En algunas escuelas ya no se pierden años lectivos y te dan las oportunidades que necesites para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez más fáciles. Eso no tiene ninguna semejanza con la vida real.

Regla Nueve - La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

Regla Diez - La televisión no es la vida real. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.

Regla Once - Sé amable con los “empollones” (los más aplicados de tu clase). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

sábado, 16 de junio de 2012

El que no crece, decrece, y el que decrece... perece

Las Claves del Crecimiento Personal, para el desarrollo personal, para crecer y evitar el estancamiento. 



Hoy me viene a la cabeza esta frase, que oí hasta la saciedad en boca de un antiguo director de una importante empresa en la que trabaje durante toda la década de los 90. Este directivo, repetía en cada convención anual esta frase, dando a entender, acertadamente, que la empresa que no es capaz de crecer, de obtener beneficios, irremediablemente decrecía y se vería abocada al posterior fracaso. Esta frase, no solo la podemos enlazar a los designios que el futuro depare para con una empresa, también la podemos, y debemos, vincular a nuestro crecimiento personal, repitamos la frase:

"El que no crece, decrece, y el que decrece... perece"

Esta frase, encierra una verdad absoluta; la persona que no es capaz de ejercer un cambio, de provocar un crecimiento personal en su vida, toda persona que no mejore, que no sea capaz de progresar, de subir un escalón, que no tenga la capacidad de aprender y CRECER, mas pronto que tarde empezará a decrecer, a sufrir "enanismo emocional" se verá abocado en fin al estancamiento y decrecimiento personal. Es evidente que esto conlleva el fin personal, o perecimiento, cómo reza la frase citada (entiéndase el símil).



Así pues, después de introducir esta frase, cómo excusa para hablar de crecimiento personal, vamos a ver una serie de puntos que entiendo que son claves para el desarrollo personal, para crecer y evitar el estancamiento. Y para ello, extraigo las siguientes claves que, (al César lo que es del César) son fruto del trabajo de María-José Dunjó Especialista en Transición Profesional & Talento




Veamos una serie de puntos básicos para el Crecimiento Personal:



Consciencia: para elegir no perturbarnos ante hechos que lo harían, optando por la proactividad –respuesta- en lugar de reactividad. “No nos ocurre lo que deseamos sino lo que necesitamos para aprender a ser felices”, Borja Vilaseca.
Compromiso: con los ideales, con los propósitos y con las demás personas. “Haz siempre lo que dices que vas a hacer, es el pegamento y la fibra que consolida las relaciones”, Jeffry Timmons.
Convencimiento (Creer): para crear aquello en lo que creemos, convirtiéndonos en protagonistas -generadores de nuestras propias circunstancias- en lugar de víctimas. “Creer es crear” , Alex Rovira.
Confianza: para habitar en un contexto donde podamos dar lo mejor de nosotros mismos, más allá de controles, reglas o normas. “El miedo llamó a la puerta, abrió la confianza y al hacerlo ya no había nadie”, dice una frase sufí.
Coraje: para transformarnos en aquello que nunca creímos posible. “La vida se contrae o se expande en proporción al coraje que uno tenga”, Anais Nin
Comprensión: para entender, no para ganar o tener la razón, para una aceptación activa, “Comprender para conectar y no convencer para dominar”, Dr. Mario Alonso Puig
Compasión: como fuente de empatía y reciprocidad. “Quiéreme cuando menos lo merezca, ya que es cuando más lo necesito”, dice un proverbio chino.
Corazón: para conectar con la esencia. “No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”, A. Saint Exupery
Curiosidad: para alimentar nuestro crecimiento. “En las metas grandes y generosas, la curiosidad es la primera y la última de las pasiones”, Samuel Johnson.
Coherencia: fluyendo con el presente, porque “No se pueden unir los distintos puntos mirando para adelante, sólo se pueden unir mirando hacia atrás”, Steve Jobs
Para terminar, con este artículo, solo una frase mas... 
" La valía personal es la moneda que tenemos que acuñar nosotros mismos pues recibe cada cual la estimación que a si mismo se concede."
Diego Gallardo Chaves