martes, 22 de enero de 2013

Dinero Limpio Vs Libro Sucio

Veo a mi alrededor un montón de "ELECTRONES", que es cómo yo le llamo a los "Elementos con Carga Elementalmente Negativa" que nos rodean, "elementos" que sólo ven lo negativo y se recrean en contarlo y recontarlo... "conversaciones de ascensor en caída libre"... !!! BASTA !!!


Últimamente parece que TODO está cambiando de una manera muy rápida, cambian nuestros modelos de conducta, nuestros referentes sociales y cambiamos nosotros, arrollados por la corriente que nos lleva a Dios sabe donde...


Y cambia tanto "la cosa", que ya hasta lo que antes era "sucio" ahora es "limpio" y viceversa, es la reversabilidad de esta sociedad en la que lo que antes estaba mal, ahora lo toleramos, según nos marque el son de la música.


Y un ejemplo, un tanto tragicómico, lo viví hace unas días cuando me encontraba curioseando en un "mercadillo" de antigüedades y cosas usadas, lleno de todo tipo de cosas que otrora fueran piezas mimadas de casa anónimas y ahora se amontonan entre herramientas, cuadros, libros y recuerdos olvidados.




Y la historia es esta:


" Veo a un chico de no más de 10 años con un billete de 5 € en ristre en la mano izquierda, mientras que con la derecha tomaba de una estantería de uno de los puestos callejeros un libro, que desde mi distancia, parecía ser "20.000 leguas de viaje submarino". El chico lo observaba y le daba vueltas para ver la parte de atrás del libro, mientras su madre, apresurada, se le acerca por detrás y le dice:


"Hijo, suelta ese libro que estará muy sucio... ! vete tu a saber quién lo habrá tocado antes !"


Me quedé atónito... y yo evidentemente no pude reprimirme y le dije a la señora, eso sí con una sonrisa en mi cara, 


"Señora, su hijo en la otra mano tiene un billete de 5 €... ¿No creé que el billete estará más sucio y habrá pasado por más manos que el libro?"


La señora entró en una especie de shock... y ni me contestó.




Parece mentira que ahora veamos Dinero Limpio y Libros Sucios.


De toda la vida, desde que mi madre me lo enseñó, me he lavado las manos después de tocar el dinero, y he encontrado que la mayor de las riquezas está, precisamente: En los Libros.


Tanto es así que deberíamos de escribir por las paredes de nuestras ciudades no aquello de "tonto el que lo lea", sino: 


"Tonto el que NO lea..."


Y esto es solo una muestra de lo mucho que estamos cambiando y cómo nos están forzando a cambiar de valores.


Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada