lunes, 1 de diciembre de 2014

CONSEJOS PARA NO ENGORDAR EN COMIDAS DE NEGOCIOS (Manual del Ejecutivo a dieta)

Cada vez son mas las personas que quieren cuidar su salud y su peso, pero encuentran dificultades para seguir una dieta apropiada, debido a sus compromisos, comidas de negocios y cenas de empresas.




Voy a intentar dar algunos consejos para poder conseguirlo o por lo menos acercarnos lo más posible a una dieta apropiada y acorde con nuestro objetivo de no subir de peso e incluso, bajar de peso.

Para empezar, debemos tener claro qué alimentos nos convienen mas y cuales nos interesan menos.

Los menos aconsejables: Frituras, Embutidos, Salsas, Salchichas, Quesos, Postres azucarados, etc...

Los mas aconsejables: Mariscos, Ensaladas (sin salsas), Verduras, Pescados a la Plancha, Carnes a la Plancha, Frutas, etc...

Por lo cual, si llegas al lugar de la comida y ya está la mesa puesta con platos repartidos por la mesa, elige el sitio para sentarte acercándote a esos platos que te interesan y alejándote de los que no te convienen. Para mi sería ideal ubicarme cerca de unos platos de ensalada y otro de langostinos (todo un lujo), pero a veces no tendremos esa suerte. 



Elige agua para beber, si tomas un refresco que sea light y mejor con hielo. En el caso de que tengas tomar algún tipo de bebida alcohólica (si no tienes que conducir) ten en cuenta la siguiente tabla:



No te conviene tomar mucho pan, elige si puede ser integral.

No pidas todos los platos a la vez, elige el primero y cuando acabes elige tranquilamente y pide el segundo plato, eso hará que se te pase la sensación de hambre.

Es conveniente empezar con ensalada, si le aderezas tu mismo, no abuses del aceite y de la sal, y si puedes utiliza limón en vez de vinagre. Otra buena opción es elegir verduras a la parrilla.

Pide que tus guarniciones sean de verduras o vegetales, en vez de frituras.

Si puedes elige que tus platos sean a la plancha o al horno.

Come tan despacio cómo puedas, mastica bien la comida, deja entre cada bocado los cubiertos sobre el plato, el cerebro irá entendiendo que te estás saciando.

En cuestión de postre, si puedes cámbialo por una infusión digestiva, cómo poleo, menta o similares o por té verde. Si no puede ser así, elige fruta o macedonia, no le añadas azúcar, miel, ni nata, ni nada por el estilo.

Un truco muy interesante es llevar contigo un pequeño cepillo de dientes de viaje con pasta dentífrica. Cepillarte los dientes después del segundo plato evitará que sientas ganas de algo dulce después de comer, este truco sirve también en casa, sobre todo después de la cena, la sensación de frescor del dentífrico anula las ganas de chocolates y dulces.

El mejor postre después de la comida es una infusión de té verde con una rodaja de limón.

Si tomas café pídelo con stevia o sacarina.

RESTAURANTES DE COMIDA RÁPIDA

Aunque no es lo mas apropiado, a veces nos vemos en la situación de tener que acudir a un Restaurante de Comida Rápida, este es un cuadro donde podéis comprobar los mas habituales y un estudio del aporte de cada plato, intenta elegir un plato que contenga un porcentaje de proteínas superior al 25 %.


No hay que olvidarse de que existen algunos suplementos saciantes, que absorben grasas o bloqueadores de carbohidratos, que nos pueden ayudar. 

Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada