viernes, 11 de julio de 2014

ENTREVISTA: Román Marcial

Hace un par de años conocí personalmente a mi paisano Román Marcial, y quedé impresionado al escuchar su historia, la de un chico de que estaba predestinado a practicar una disciplina Tailandesa, el Muay Thay, e incluso proclamarse por dos veces Campeón de España. Hoy os lo presento. 


Diego G: Hola Román, gracias por dedicarnos tu tiempo para esta entrevista, me alegra especialmente poder charlar contigo. Para los que no conozcan esta disciplina, ¿Podrías explicar qué es el Muay Thay? 

Román Marcial: Bueno es algo difícil de explicar pero lo resumo. El Muay Thay es un Arte Marcial con mas de 2.000 años de historia y que fue creado en Tailandia para poder defenderse en los tiempos de guerra. 

Cuando eran tiempos de paz competían entre poblaciones para mantenerse en forma. 

A partir de ahí se crearon reglas, pesos, protecciones, para su practica pero con un mínimo de protección.


Diego G: Hasta ahora Román ¿Qué trofeos has conseguido en Muay Thay?


Román Marcial: Trofeos tengo mucho, tanto si gano como si pierdo me dan uno, pero bueno para mi los mas importantes fue los 2 Campeonatos de Andalucía y los 2 Campeonatos de España que me abrieron muchas puertas nacionales e internacionales.


Diego G:  Román, hace un par de años asistí a una charla que diste en la inauguración de un gimnasio sobre tus comienzos en el Muay Thay y me sorprendió mucho. ¿Podrías explicarnos brevemente cómo fue la primera vez que acudiste a un gimnasio y cómo eso te cambió la vida? 

Román Marcial: Jajaja si la verdad que uno ante tanta gente no sabe como acertar, y desde luego este mundo del Muay Thay o en casi todas las disciplinas estamos algo discriminadas por su dureza.

Pero los comienzos míos no fueron muy bonitos, aunque si que me sirvieron ya que mi familia era excepcional, mis padres y mis hermanos, pero yo siempre la liaba en todos sitios, aunque parezca mentira al final te arrepientes...

Los primeros días que aparecí en el Muay Thay fue a través de una película que se metió en la cabeza y hasta que no lo encontré no paré, llegaba tarde con vehículos que no eran míos, pero gracias a mi profesor, que no era tonto y me fui enderezando.

Hoy en día veo yo a los chavales que se quieren apuntar a Muay Thay y que me ven a mi como referencia y yo veo a ellos cómo un pequeño Román que pueden cambiar gracias al deporte.

Intento enseñarles lo que esta bien y lo que no, lo que pueden lograr si se esfuerzan, si son constantes o para que sirve el inglés si peleas fuera como me ocurre a mi, que me he apuntado a una escuela de inglés porque en su día no estudié. 

En fin creo que el camino del arte marcial es muy bueno para formar a las personas de hoy en día. Y así seguiré intentado ser yo, siempre un poquito mejor.



Diego G: ¿Es compatible el Muay Thay con el fitness o el Culturismo?

Román Marcial: Por supuesto, otra cosa es que te dediques a la competición entonces ya la cosa se complica pero aun así, he visto sistemas de entrenamiento de competidores con pesas, pilates, bicicleta etc , todo lo que sea sumar es bueno pero hay que saber cuando hacerlo, cuanto tiempo y porque.


Diego G: ¿Como son tus sesiones de entrenamiento de Román?, ¿Como entrenas y cuantas veces a la semana?

Román Marcial: Cuando no hay combate a la vista intentamos mantener un ritmo a 70% u 80% la razón es no forzar la maquina cuando no hace falta, pero si que hago de todo, me gusta nadar, correr, crossfit etc.

En tiempos de competición repartimos el trabajo en fondo, resistencia, fuerza y velocidad, todo eso alternando un trabajo técnico de Muay Thay que cada vez sera mas parecido a un combate conforme llegan los días de la competición. 

Entreno todos los días de la semana pues si un día lo tengo activo quiere decir que al otro día tengo que estirar, descansar, masajistas y eso es también entrenamiento.


Diego G: ¿A qué edad crees que es conveniente empezar a practicarlo? 

Román Marcial: Pues cuanto antes mejor, es como una guardería, pero los entrenos se acoplan a ellos, a su edad, tan pequeños o tan grandes también ahí está la agudeza del profesor de saber hacer sentirse bien con lo que hace en cada momento y sentirse útil, que esta avanzando y disfrutando.


Diego G: En cuanto a la nutrición, ¿Cuales son tus costumbres en este aspecto?, ¿Llevas algún tipo de dieta en especial?

Román Marcial: Llegamos a la parte mas difícil jaja, si es que nosotros somos de pescaito frito y cerveza jajaja, pero cuando se trata de rendir en los entrenamientos, la dieta y el descanso para mi es tan importante como la velocidad y la fuerza.

Tengo mi dietista que me facilita el trabajo y siempre llevo un control, mi dieta es muy variada, me gusta de todo. Eso si, depende del entrenamiento, me cambia la dieta , pero eso de no comer entrenar en ayunas o saltarse comidas, que yo era uno de ellos , se acabo para mi .


Diego G: Román, ¿Cual es tu objetivo en el Muay Thay?

Román Marcial: Mi objetivo es vivir de ello, creo que si vivo rodeado de guantes, ring, combates, y todo lo que conlleva este deporte, no seré rico, pero seré feliz y como me dijo mi padre cuando dejé los estudios, que luego conseguí retomar: "HIJO MIO HAGAS LO QUE HAGAS, INTENTA SER EL MEJOR Y POR SUPUESTO SE FELIZ", y eso hago.


Diego G: Gracias Román, ¿Te gustaría añadir algo a esta entrevista?

Román Marcial: Si, aprovecho para decir que hemos creado una organización que se llama GODS Premotions que actúa como una promotora, es decir, que tanto hacemos eventos, cómo que tenemos deportistas, los formamos y posteriormente los fichamos para el equipo de competición. 

Actualmente estamos peleando en España mas pero ya nos han salido combates en Inglaterra, Portugal, Francia... y eso es que estamos haciendo un buen trabajo.

Aquí os dejo la fanpage de facebook que solo tiene unos días y estaremos encantados de ayudar y promocionar, pues es con lo que estamos felices.

Muchas gracias Diego , por el gran trabajo que estas realizando continua así, un abrazo.

Diego G: Gracias de nuevo a ti, Campeón.






Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada