lunes, 1 de diciembre de 2014

Ser un LIDER en 10 dias (Motivacion y Liderazgo)

Si realmente quieres ser un líder. Si quieres recibir cada día cientos de emails pidiéndote consejo. Si quieres despertar interés y tener magnetismo personal. Si quieres que las personas, a tu paso, te alaben. Si quieres que desde los balcones te lancen pétalos de rosas y jazmines. Si quieres que decenas de personas callen cuando tu comienzas a hablar. Si quieres, también, que en las próximas generaciones nazcan miles de niños a los que sus padres, en la pila bautismal, los bendigan con tu nombre… sigue estos diez pasos… ¡ si puedes !


Evidentemente he exagerado un poco en el preámbulo anterior, es imposible cambiar todos nuestros hábitos en diez días ¿o no?, pero vamos a ver una serie de cualidades que te harán llegar a ser un líder con más facilidad, entendiéndose por liderazgo el conjunto de capacidades que un individuo tiene para influir en un conjunto de personas, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo en el logro de metas y objetivos. También se entiende como la capacidad de tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar a un grupo o equipo.
Vamos con esas diez cualidades, una para cada día.

Día 1º-  Convence, primero, al que te mira desde el espejo.
Tu fan número 1, el responsable de marketing y publicidad de tu personalidad, tu manager o representante es la persona que te mira desde el espejo cada mañana. Es a esa persona a la que tienes que convencer, en primer lugar, de tu valía.
El primer día lo dedicaremos a repetirnos una y otra vez todas nuestras aptitudes y puntos fuertes. Eres un ser único, no hay nadie como tu, ni lo habrá jamás sobre la faz de la tierra.
Tienes todos los ingredientes del éxito, con la suficiente actitud podrás conseguir lo que te propongas.
Piensa lo siguiente: Tanto si piensas que fracasarás, cómo si piensas que conseguirás el éxito, en ambos casos, ACERTARÁS.

Día 2º-  Desarrolla una personalidad edificante.
A partir del segundo día, trabaja en este importante aspecto. Aprende a tener una actitud edificante. Trata de edificar con todos tus comentarios. Edificar es lo contrario que demoler, y a veces somos “demoledores” con nuestros comentarios.
Cuando hables sobre alguien, EDIFICA, habla de los aspectos positivos de esa persona, sobre todo, si no está delante. Lo peor de un “líder” es que critique a otros a sus espaldas. No entres en conversaciones demoledoras, ese no es lugar para un líder.
Se constructivo en la crítica y siempre destaca los aspectos positivos de las personas y situaciones. Eso hará que la gente quiera estar a tu lado.

Día 3º-  Aprende a preocuparte realmente por los demás.
Empieza a aprender a escuchar. Las personas valoran sobremanera a las personas que las escuchan. Todos queremos que nos dediquen cinco minutos de tiempo.
Aprende a escuchar, a recordar los nombres de las personas. Créate el hábito de interesarte por su familia, si tienen pareja, si tienen hijos (sus nombres), las personas te lo agradecerán.
Te verán como alguien cercano. Sobre todo aprende a escuchar activamente, que la otra persona “vea” que la estás escuchando.
 

Día 4º-  Sé autodisciplinado.
Márcate un objetivo claro, comunícalo a los que te rodean, establece objetivos a corto, medio y largo plazo, y trabaja duro para conseguirlo.
Debes marcarte un objetivo y comprometerte de tal manera con él, que no tengas miedo en comunicárselo a los que te rodean. Eso dirá de ti que eres una persona con metas claras y transmite seguridad a los demás.
Establece metas a corto plazo, estas metas son metas de seguimiento, fáciles de abordar y te imprimirán seguridad en ti mismo.
Las metas a medio y largo plazo serán una consecución de ir cumpliendo las de corto plazo, llegarán en su momento.
Las personas, se dejarán guiar por ti, si ven que tienes clara tu hoja de ruta hacia el éxito.

Día 5º-  Aprende a hablar desde el corazón, sé apasionado.
Se apasionado en tu misión, si trasmites pasión se contagiará. Una persona apasionada en un objetivo, genera a su alrededor un clima de positivismo que ayuda a sus semejantes a conseguir sus metas.
Habla con pasión sobre tu misión y la misión de los demás. Todos buscamos a una persona a nuestro lado que nos dirija con pasión y con las ideas claras.


Día 6º-  Aprende a ser proactivo.
Os dejo una definición de proactividad: El término proactivo refiere a una actitud que puede ser observable en cualquier ser humano y que se caracterizará principalmente entre otras cuestiones por el asumir el control de su vida de modo activo, es decir, lo estático, lo permanente, para una persona que decide como forma de vida adoptar la proactividad no existirá más si es que alguna vez existió, ya que la iniciativa en el desarrollo de acciones marcadas por la audacia y la creatividad serán la manera natural de actuar y comportarse de una persona proactiva/o.”
Una persona proactiva toma las riendas de su vida, no se deja avasallar, ni desmotivar por nadie. El proactivo, maneja su vida y sabe adaptarse, modificarse y actualizarse para sacar máximo provecho a las oportunidades que le surgen (o a las oportunidades que él crea con su actitud).


Día 7º-  Aprende a practicar la comunicación asertiva.
“Como estrategia y estilo de comunicación, la asertividad se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad (o no asertividad). Suele definirse como un comportamiento comunicacional maduro en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos.
Es una forma de expresión consciente, congruente, clara, directa y equilibrada, cuya finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, actuando desde un estado interior de autoconfianza, en lugar de la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia”.
La comunicación asertiva se puede entrenar y nos servirá parapoder comunicarnos con cualquier persona sin crear conflictos innecesarios. Un líder que se precie, debe ser asertivo, para poder comunicarse sin herir sensibilidades, aun cuando está dando un punto de vista contrario al de la persona que tiene enfrente.

Día 8º-  Desarrolla la credibilidad.
Nadie sigue a un líder, si no cree en él. Sé claro, sincero y honesto.
La credibilidad es fugaz y como se consigue se puede desvanecer en el aire. Trabajemos este particular aprendiendo a ser sinceros y creíbles.
No debemos temer ser claros y sinceros, aunque tenemos que aprender a decir lo que pensamos, pero sobre todo pensar, muy bien, lo que decimos.

Día 9º-  Refuerza tu carisma.
Estamos casi llegando al final, el noveno día trabajaremos el carisma. El carisma es la cualidad de atraer y “cautivar” a los demás. Desde un punto de vista positivo y sin afán manipulatorio, debemos de reforzar nuestro carisma, entrenando nuestra capacidad de oratoria, nuestra apariencia y sobre todo, nuestra autoestima.
Un líder carismático es aquel que transmite aun cuando está callado.
El principal aspecto es trabajar con nuestra autoestima, es primordial tener confianza en nosotros mismos, para ser carismático.
Tenemos que trabajar en nuestra forma de comunicarnos, en qué decimos y en cómo lo decimos, mejorar nuestra capacidad de hablar en público.
Hemos de cuidar nuestro aspecto exterior, la primera impresión es muy importante así que, en la medida de nuestras posibilidades, debemos de tener un aspecto inmejorable.

Día 10º-  Cualquiera puede ser un líder, sin ser el jefe.
Por último recuerda que aunque no tengas una responsabilidad jerárquica sobre el grupo de personas, aunque no seas el “jefe”, puedes ser el líder, así que ten en cuenta que el líder no tiene nada que ver con el puesto que ocupas, porque el líder se elige, no se impone.
Da igual en que grupo de personas te encuentres, tu puedes ser el líder, el que lleva la voz cantante, al que siguen los demás, el que dirige el barco.
El líder, sin disponer necesariamente de esta autoridad jerárquica, tiene también capacidad de decidir la actuación del grupo en base a la influencia que ejerce, que viene determinada por la “autoridad moral” que ejerce sobre el resto del equipo.

Hasta aquí estos diez aspectos, que aunque el título decía que se pueden aprender en diez días, creo que nos llevará algo mas de tiempo. Trabaja cada uno de ellos y lograrás ser un referente para el grupo al que pertenecer.



Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada