viernes, 19 de junio de 2015

ENTREVISTA EN L@net DKV SEGUROS

QUIERO COMPARTIR CON VOSOTROS UNA ENTREVISTA QUE ME HAN HECHO EN L@net de DKV SEGUROS



“Me planteé si quería estar en forma, sano y activo o si quería ser cliente VIP de la farmacia”

La prevención de accidentes en la práctica del deporte depende de la vigilancia y prudencia del deportista y su posible confusión en cuanto a los límites de su resistencia física real.

Hoy entrevistamos a Diego Gallardo, Gestor de Asistencia Familiar de ERGO, quién, además de aportarnos algunos consejos sobre la correcta práctica de ejercicio, nos cuenta su firme apuesta por una vida saludable. Cumplir 40 años – con su conocida y temida crisis- le cambió la vida a Diego. Tras perder diez kilos, pasó de la talla 46 a la 40 y decidió dar un cambio espectacular a su vida.


La entrevista forma parte de la campaña 12x12 con consejos saludables, que este mes hace referencia a la prevención de riesgos en diferentes áreas (deporte, fármacos, conducción y hogar).



¿Qué actividades físicas practicas?

Practico tanto ejercicios aeróbicos o cardiovasculares (senderismo, cardio a intervalos, etc.), como ejercicios anaeróbicos o de musculación con pesas y aparatos. Trato de equilibrar los dos tipos de entrenamiento para mantenerme en forma y fortalecer la musculatura. Practico dos días a la semana aeróbicos y tres musculación.

Además, cuando puedo, me doy una escapadita a la playa o al campo para practicar powerwalking -andar a ritmo rápido-.  Vivir en la provincia de Cádiz tiene su encanto.


¿Con qué frecuencia las realizas?

Prácticamente a diario. Suelo ir al gimnasio a primera hora de la mañana sobre las 6:45 de lunes a viernes y los sábados hago una sesión de spa y sauna. Es importante la constancia. Además, debido a mi labor de Gestor de Asistencia Familiar, que es a veces bastante dura, el ejercicio físico me sirve como terapia para poder empezar el día con fuerzas renovadas. Creo que todos podemos dedicarnos una hora al día, al menos, para pasear y caminar, es muy beneficioso.


Nuestra profesión en el Grupo DKV pasa irremediablemente por transmitir
seguridad a los demás. El deporte nos hace mejores profesionales.


¿Qué te impulsó a dar el salto?

Creo que la crisis de los 40.Tenía sobrepeso y no estaba a gusto con el estilo de vida poco saludable que llevaba. Un día me puse a pensar cómo quería que fuesen mis próximos 40 años. Me planteé si quería estar en forma, sano y activo o si, por el contrario, quería ser cliente VIP de la farmacia. Lo tuve claro: me replanteé mis hábitos de vida, me formé en entrenamiento y nutrición, y me puse manos a la obra. Ahora saco una hora al día de mi tiempo para dedicársela a mi salud y a evitar dedicarle largas horas a la enfermedad en el futuro.


Además, a medida que he ido practicando ejercicio, me he ido formando en entrenamiento y nutrición, he acudido a cursos y seminarios y he ganado experiencia. Esos hábitos los comparto a través de las redes sociales y de mi blog, ya son unos 100.000 seguidores en Facebook. Eso me ha creado un compromiso conmigo mismo para seguir por el camino de hábitos de vida saludable.





Es muy reconfortante cuando algunas personas te comentan que decidieron empezar a cuidarse después de leer uno de mis artículos, eso me refuerza y me da ese empujón cada día. Tengo un compromiso muy fuerte con el deporte y la nutrición saludable.


¿Cómo ha sido tu evolución?

Bajo mi punto de vista, muy buena. Me he quitado años de encima, estoy más saludable y con mejor aspecto. Me siento genial. Además la práctica deportiva fomenta una serie de valores muy importantes en las personas, sobre todo la autoestima, el espíritu de superación, saber afrontar nuevos retos y controlar esa tendencia natural que nos dirige hacia el mando a distancia y el sofá.

Una persona cuando practica deporte de forma habitual experimenta una metamorfosis más allá de lo físico. Se siente más fuerte por dentro y por fuera, se nota hasta en la manera de andar, transmite seguridad, etc. Al fin y al cabo nuestra profesión en el Grupo DKV pasa irremediablemente por transmitir seguridad a los demás. El deporte nos hace mejores profesionales.


¿Has sufrido alguna lesión importante?


Hasta ahora no, toquemos madera.


Las recomendaciones de Diego…

¿Cómo intentas evitar las lesiones y accidentes que puedan ocurrir? ¿Qué medidas llevas a cabo para reducir sus impactos?

Suelo tomarme en serio el calentamiento, tengo 46 años y las articulaciones sufren si no lo haces. También es importante una dieta adecuada, la hidratación y practicar deporte de manera progresiva. No sirve de nada darse una paliza un día y luego estar cinco días destrozado.

No hay alimentos que eviten lesiones, pero es importante beber abundante agua, tomar carbohidratos complejos, proteínas de alto valor biológico y ácidos grasos esenciales. 

Es necesario mantener una dieta rica en vitaminas, minerales y fibra.





Si el percance ya ha ocurrido, ¿qué se puede hacer de forma inmediata? ¿Qué recomiendas?

Acudir al médico y reposar. Las recaídas son peores, así que hay que recuperarse y ponerse en manos de profesionales.

¿Qué elementos consideras que favorecen la aparición de lesiones?

No calentar adecuadamente y las dietas poco equilibradas. El cuerpo necesita nutrientes para reponerse, es necesario cuidar nuestra alimentación antes y después de entrenar.


El entrenamiento de Diego…

* Si una sesión de entrenamiento la dedica a aeróbicos, actualmente hace un circuito 3 ejercicios seguidos sin descanso (El circuito se repite tres veces):

15 minutos a ritmo constante en máquina de remo.
15 minutos de elíptica a intervalos de 30 segundos a ritmo medio y 30 segundos de ritmo al máximo.
10 minutos de máquina simuladora de escaleras.

* Si el entrenamiento es de musculación, realiza un circuito de 6 ejercicios que repite 3 veces:

10 repeticiones de press de banca
10 repeticiones de dominadas
10 repeticiones de clean & press
10 repeticiones de sentadillas
10 repeticiones de curl de Bíceps
10 repeticiones de extensión de tríceps



Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada