viernes, 5 de junio de 2015

POEMA: El Amor no desaparece Nunca

Henry Scott Holland (27 enero 1847 - 17 marzo 1918) fue profesor de la Universidad de Oxford y canónico de la Catedral de San Pablo de Londres. Esta palabras que para algunos pueden ser reconfortantes ante la muerte de un ser querido,   forman parte de un histórico sermón  que pronunció en  mayo 1910 tras la muerte del rey Eduardo VII ,  en el que explora las respuestas naturales, pero aparentemente contradictorias a la muerte: el miedo a lo inexplicable y la creencia en la continuidad . Al día de hoy se sigue repitiendo muy frecuentemente en los funerales británicos.





"El amor no desaparece jamás. 
La muerte no es nada. 
Sólo he pasado al cuarto de al lado. 
Yo soy yo , tú eres tú. 
Lo que éramos los unos para los otros lo somos siempre. 

Dadme el nombre que siempre me habéis dado.
Háblame como siempre lo habéis hecho. 
No uséis un tono diferente.
Seguid riendo de lo que juntos nos hacia reir.
Sonreíd pensad en mi, rezad por mi .


En el cementerio de San Fernando de Sevilla, nos encontramos
bajo el busto del Gran Poder un modesto azulejo con este texto

Que mi nombre sea pronunciado en casa, 
como siempre lo fue,
la vida significa lo que siempre ha significado.
Es lo que siempre ha sido. 

El hilo no esta cortado.
¿ Por que tendría que estar fuera de vuestros pensamientos,
simplemente porque estoy fuera de vuestra vista ?
Os espero, no estoy lejos . 
Justo al lado del camino
Veis Todo va bien "



No hay comentarios:

Publicar un comentario