domingo, 24 de abril de 2016

COMO ESTABLECER METAS (DEPORTIVAS, LABORALES O PERSONALES)

Mucho se ha escrito sobre la manera correcta de establecerse objetivos en la Vida, los Negocios o el Deporte. Sin embargo creo que existe un error en la forma en la que hacemos esos planes de futuro.




Tanto en nuestra vida, cómo en nuestro trabajo o en el deporte, somos capaces de visualizar, en un futuro lejano, cómo queremos estar, qué queremos conseguir y éso nos hace soñar despiertos - y a veces dormidos - viéndonos gozando de las mieles del éxito. Sin duda es un requisito indispensable para poder establecer metas poder visualizarlas y empezar a saborearlas en nuestra imaginación. Nos dará la fuerza y el empuje motivador necesario para dar el primer paso para conseguirlo.




ESTABLECIMIENTO DE OBJETIVOS LARGO/CORTO

Siempre hemos oído que es pertinente marcar dos objetivos en el ámbito temporal; uno a largo plazo, de tipo definitivo, y otro a corto plazo, a modo de meta volante que nos motive a seguir "pedaleando" felices y motivados.

Pero yo creo que eso es un pequeño "auto-engaño" que nos sirve a modo de "excusa-chantaje emocional", paso a explicarme.

Creo que existe una "tercera dimensión" que casi nunca se contempla...




EL LARGO PLAZO


Con el objetivo a largo plazo no tengo conflicto, es decir, lo entiendo y entiendo su función. Marcar en tu calendario a largo plazo una fecha y describir "qué" quieres haber conseguido en ese momento, creo que es perfecto para mantener tu mirada en ese horizonte y pisar fuerte para alcanzarlo. Me parece perfecto y necesario.

Ya sea un objetivo personal, laboral o deportivo. Un ejemplo puede ser en la pérdida de peso, podríamos decir: "Justo dentro de un año quiero haber perdido 25 Kilogramos de peso." y marcar esa fecha en el calendario, o bien escribir en una cartulina pequeña: "Objetivo Final: 25 Abril 2017: 25 kilogramos menos: Peso final 75 Kg" y a continuación pegar estrategicamente esa cartulina en la puerta del frigorífico.

Si nuestro objetivo está relacionado con ventas en nuestro trabajo, leer una serie de libros o estudiar una materia, haríamos algo similar.


EL CORTO PLAZO

Este concepto también lo tengo claro y lo veo necesario. Es muy efectivo ir anotando logros en "metas volantes", es decir, si nuestro ejemplo de objetivo era perder 25 Kg en un año, podemos establecer pequeñas metas asequibles mensuales, es decir; en el primer mes bajar 3 Kg de peso.

Así pues pondríamos una nota en la puerta del frigorífico que diría: "Objetivo Corto Plazo: 25 Mayo 2016: 3 kilogramos menos: Peso 97 Kg"

Al igual en los otros tipos de objetivos que describía anteriormente.




La Tercera Dimensión: EL PLAZO INMEDIATO

Aquí está el quid de la cuestión. puedes llenar la puerta de la nevera de cartulinas con objetivos a largo y a corto plazo... pero no te servirán de nada si HOY no eres fiel a esos objetivos.

Huye de frases tipo: "un día es un día", "bueno, empiezo mañana", "un pequeño capricho para cargar las pilas", "hoy es un día especial", "queda mucho tiempo, ya compensaré después", "bueno, me relajo unos días y empiezo el lunes"... y toda esa sarta de mentiras.

El verdadero Objetivo es Hoy y la cuestión es que Todos Los Días Son Hoy, no hay escapatoria posible.

En los últimos tiempos se puso de moda El Cholismo, es decir, el Partido a Partido, algo ya muy antiguo que se basa en el Poder del Ahora. Me explico:

"El verdadero éxito se consigue estableciendo un Objetivo Final a Largo Plazo, otro Objetivo Parcial a Corto Plazo y lo más importante; un Objetivo Inmediato para Hoy"

Debes de ser fiel a ese "Objetivo" cada día, no aplazar tu responsabilidad y compromiso con tu objetivo emplazándolo al corto o largo plazo, sino traerlo a ahora mismo, al Hoy.

Recuerdo cómo un principio de año, en mi trabajo, nos comunicaron un "Viaje a New York Premio", si cumplíamos un objetivo en ventas. Inmediatamente instalé en mi ordenador un salvapantallas de Times Square, cada día al encender el ordenador, visualizaba mi objetivo, cada día... un año después celebré mi cumpleaños en La Gran Manzana. Objetivo Cumplido. Tengo claro que sino lo hubiese hecho así jamás lo habría conseguido.

No pospongas tu objetivo, establece un compromiso con tu objetivo desde el día 1 hasta el final.

No caigas en la trampa de dejarlo para mañana, son pruebas u obstáculos que te encontrarás en el camino que debes vencer. Trae tu objetivo final a hoy, visualiza cada día y conseguirás todo lo que te propongas.

Diego Gallardo

viernes, 1 de abril de 2016

TODA LA VERDAD SOBRE: GRASAS Y PERDIDA DE PESO

Durante años, los llamados expertos en la industria del fitness nos han hecho creer que las grasas eran básicamente la encarnación del demonio, y que deben evitar todas las formas de grasas, especialmente si queríamos mantener nuestros porcentajes de grasa corporal bajo control. 




Para los entusiastas del fitness, la mera mención de la palabra "grasa" despertaría sentimientos de temor y angustia.



A medida que avanzaron y mejoraron la investigación y la tecnología, algunos expertos comenzaron a llegar a la conclusión de que, tal vez algunas grasas no eran tan malos como nos habían llevado a creer en el pasado. Un avance rápido varios años más, y finalmente, después de muchos estudios clínicos más, e incontables horas de investigación y experimentación en el laboratorio, los expertos encontraron que algunos tipos de grasa se consideran realmente esenciales para nuestra salud general y el bienestar. Parece como si el mundo se ha despertado por los innumerables beneficios para la salud y la aptitud física asociados con las grasas saludables, especialmente las relativas a la pérdida de grasa.


¿Cómo se metaboliza la grasa en el cuerpo?

Cuando se consume la grasa, una glándula en la boca segrega una enzima para dividir las moléculas de grasa, llamada lipasa lingual. En el estómago, la lipasa gástrica continúa el trabajo para descomponer la grasa, la emulsiona y descompone. Una vez que la grasa entra en el intestino delgado, los ácidos biliares secretados de la vesícula biliar y el hígado, continúa el proceso de emulsión.A continuación, el páncreas se pone en acción, ya que segrega una enzima conocida como lipasa pancreática, que luego divide las moléculas de grasa en diglicéridos mucho más pequeñas, monoglicéridos y ácidos grasos libres. La grasa, entonces se absorbe por las células en la pared intestinal, así como se produce la unión a proteínas, y haciendo su camino al hígado para ser convertida en energía. Aquí, los ácidos grasos más grandes forman los triglicéridos, que entran en el torrente sanguíneo y se llevan alrededor del cuerpo, están siendo suministrados a varias células y tejidos que requieren la energía. Cualquier exceso de grasa que sobra y no se utiliza como energía, se almacena en las células de grasa como la grasa corporal.







Diferentes grasas juegan diferentes papeles


Como hemos mencionado, en el pasado, era un mito que rodeaba a las grasas y que declaraba básicamente que todas las grasas son malas para nosotros, y que no sólo provocan que seamos más gordos y aumento de peso, sino que también aumentan los niveles de colesterol perjudiciales y nos puso en riesgo de enfermedades como ataques al corazón, enfermedades cardiovasculares e hipertensión. Sin embargo, este no es el caso ya que en realidad hay muchas formas de grasas que son considerados muy buenas para nosotros. Por supuesto, también hay grasas malas, así que vamos a ver los diferentes ejemplos.


¿Las grasas malas?

Las grasas malas consisten principalmente de las grasas trans, que son moléculas de grasa que han sido alteradas a través de un proceso conocido como hidrogenación. Este proceso hace que la grasa se hagan más gruesas y más sólidas, que es lo que conduce a aumentos en el colesterol LDL, que es el colesterol malo que recubre las paredes de las arterias y causa enfermedades del corazón y ataques al corazón, así como varias otras condiciones de salud que amenazan la vida. Las grasas trans se encuentran principalmente en productos horneados procesados, como pasteles, galletas, los cortes grasos de carne y patatas fritas.


Las grasas buenas


Las grasas saludables consisten en grasas monoinsaturadas y las grasas poliinsaturadas y se encuentran en las fuentes de alimentos naturales como el pescado azul, frutos secos, semillas, aguacates y aceites saludables. Algunas grasas saturadas también se consideran saludable en las dosis adecuadas, con tal de que proceden de fuentes naturales tales como la carne roja, o aceite de coco.






Los beneficios de las grasas buenas

Por lo tanto, sabemos que algunas de las principales fuentes de grasas buenas, pero en realidad no sabemos por qué son buenas para nosotros. Algunos de los principales beneficios de grasas saludables incluyen:* El aumento de HDL (colesterol bueno), lo que disminuye el colesterol malo LDL* Reducción de colesterol LDL* El aumento del metabolismo* Pérdida de grasa* Aumento de la energía* Mejora de la salud y la función del órgano* Huesos y articulaciones saludables* Mejora de la fertilidad y la libido* Piel y el cabello saludable* Reducción del riesgo de ciertos tipos de cáncer* Y más...



Los alimentos ricos en grasas saludables


Durante los últimos cinco años más o menos, el número de grasas saludables, alimentos y suplementos, han aumentado drásticamente, con algunos de los ejemplos más populares de alimentos y productos incluyendo más vendido:

Suplementos de omega 3 - suplementos de omega 3 son increíblemente saludables y beneficiosos  ya que promueven la función saludable del cerebro, que aumentan el metabolismo, que lubrican los huesos y las articulaciones, que pueden ayudar a combatir la demencia y enfermedades degenerativas, promueven la función del órgano sano, y mucho más además.


Las semillas de Chia - semillas de chía orgánica no sólo son ricos en grasas saludables, también son una gran fuente de proteínas de origen vegetal, así, lo que es ideal para los vegetarianos y veganos. Son ricos en ácidos grasos omega 3, 6 y 9 ácidos grasos, que son ricas en minerales y fibra, y son una fuente natural de triptófano.


El aceite de coco - El aceite de coco contiene triglicéridos de cadena media y es rica en grasas saturadas saludables que son fácilmente digeridos y absorbidos, y proporcionan innumerables beneficios para la salud para el cuerpo humano. El aceite de coco se ha demostrado útil para aumentar el metabolismo, es una gran fuente de ácido láurico, que proporciona energía instantánea, que acelera la oxidación de grasas y el metabolismo, es muy versátil, y encima de todo eso, su sabor es absolutamente increíble como bien. Puede incluso utilizarlo para hidratar y acondicionar la piel y el cabello!


Aceite Omega mezclas - Las mezclas de aceites omega contienen aceites derivados de fuentes muy saludables de alimentos, incluyendo: semillas de lino, semillas de cáñamo, onagra, y girasoles, proporcionando la última mezcla de ácido alfa linoleico, ácido linodeico, ácido gamma-linolénico y ácido oleico, el cual son ácidos grasos omega 3, 6 y 9 ácidos grasos, respectivamente. Una vez más, sabemos los muchos beneficios asociados con ácidos grasos, así que no hay mucho más que hay que decir, que no sean que los aceites son grandes aliados para añadir a batidos, o para utilizar como aderezos para ensaladas.


La mantequilla de maní - Por último, la última en nuestra lista, tenemos la mantequilla de maní, que es otro gran ejemplo de una grasa saludable. Es difícil creer que algo tan delicioso puede ser tan bueno para usted, pero los expertos han demostrado una y otra vez, que la mantequilla de maní natural libre de sal, azúcar y otros aditivos, es muy saludable y beneficioso para el cuerpo humano. La mantequilla de maní no sólo contiene grasas saludables, sino que también es rica en proteínas y carbohidratos prácticamente libre, por lo que es ideal para alto contenido en proteínas, alta en grasas, dietas bajas en carbohidratos. Disponible en crujiente o suave, mantequilla de maní es el último capricho que es realmente bueno para usted.



A pesar de que las grasas saludables han demostrado que ayuda a contribuir a la pérdida de grasa, que no le da rienda suelta a rellenar su cara llena de mantequilla de maní y otras fuentes de grasas saludables, hay que recordar que las grasas son todavía rica en calorías. 1 gramo de grasa contiene 9 calorías, en lugar de 4 calorías que se encuentran en las proteínas y los carbohidratos. Ahora, obviamente, si usted consume más de sus necesidades calóricas diarias, usted va a ganar grasa corporal, no importa donde sus calorías provienen. 

A medida que la grasa contiene más del doble de calorías por gramo que las proteínas y los hidratos de carbono, debe asegurarse de que se limite la cantidad de grasas que se consumen cada día, y asegurarse de que comer en, o justo por debajo, de mantenimiento, con el fin de controlar su peso .



PUEDES ENCONTRAR GRASAS SALUDABLES 
EN MI TIENDA ONLINE


TPW ES blanco 468x60