domingo, 24 de abril de 2016

COMO ESTABLECER METAS (DEPORTIVAS, LABORALES O PERSONALES)

Mucho se ha escrito sobre la manera correcta de establecerse objetivos en la Vida, los Negocios o el Deporte. Sin embargo creo que existe un error en la forma en la que hacemos esos planes de futuro.




Tanto en nuestra vida, cómo en nuestro trabajo o en el deporte, somos capaces de visualizar, en un futuro lejano, cómo queremos estar, qué queremos conseguir y éso nos hace soñar despiertos - y a veces dormidos - viéndonos gozando de las mieles del éxito. Sin duda es un requisito indispensable para poder establecer metas poder visualizarlas y empezar a saborearlas en nuestra imaginación. Nos dará la fuerza y el empuje motivador necesario para dar el primer paso para conseguirlo.




ESTABLECIMIENTO DE OBJETIVOS LARGO/CORTO

Siempre hemos oído que es pertinente marcar dos objetivos en el ámbito temporal; uno a largo plazo, de tipo definitivo, y otro a corto plazo, a modo de meta volante que nos motive a seguir "pedaleando" felices y motivados.

Pero yo creo que eso es un pequeño "auto-engaño" que nos sirve a modo de "excusa-chantaje emocional", paso a explicarme.

Creo que existe una "tercera dimensión" que casi nunca se contempla...




EL LARGO PLAZO


Con el objetivo a largo plazo no tengo conflicto, es decir, lo entiendo y entiendo su función. Marcar en tu calendario a largo plazo una fecha y describir "qué" quieres haber conseguido en ese momento, creo que es perfecto para mantener tu mirada en ese horizonte y pisar fuerte para alcanzarlo. Me parece perfecto y necesario.

Ya sea un objetivo personal, laboral o deportivo. Un ejemplo puede ser en la pérdida de peso, podríamos decir: "Justo dentro de un año quiero haber perdido 25 Kilogramos de peso." y marcar esa fecha en el calendario, o bien escribir en una cartulina pequeña: "Objetivo Final: 25 Abril 2017: 25 kilogramos menos: Peso final 75 Kg" y a continuación pegar estrategicamente esa cartulina en la puerta del frigorífico.

Si nuestro objetivo está relacionado con ventas en nuestro trabajo, leer una serie de libros o estudiar una materia, haríamos algo similar.


EL CORTO PLAZO

Este concepto también lo tengo claro y lo veo necesario. Es muy efectivo ir anotando logros en "metas volantes", es decir, si nuestro ejemplo de objetivo era perder 25 Kg en un año, podemos establecer pequeñas metas asequibles mensuales, es decir; en el primer mes bajar 3 Kg de peso.

Así pues pondríamos una nota en la puerta del frigorífico que diría: "Objetivo Corto Plazo: 25 Mayo 2016: 3 kilogramos menos: Peso 97 Kg"

Al igual en los otros tipos de objetivos que describía anteriormente.




La Tercera Dimensión: EL PLAZO INMEDIATO

Aquí está el quid de la cuestión. puedes llenar la puerta de la nevera de cartulinas con objetivos a largo y a corto plazo... pero no te servirán de nada si HOY no eres fiel a esos objetivos.

Huye de frases tipo: "un día es un día", "bueno, empiezo mañana", "un pequeño capricho para cargar las pilas", "hoy es un día especial", "queda mucho tiempo, ya compensaré después", "bueno, me relajo unos días y empiezo el lunes"... y toda esa sarta de mentiras.

El verdadero Objetivo es Hoy y la cuestión es que Todos Los Días Son Hoy, no hay escapatoria posible.

En los últimos tiempos se puso de moda El Cholismo, es decir, el Partido a Partido, algo ya muy antiguo que se basa en el Poder del Ahora. Me explico:

"El verdadero éxito se consigue estableciendo un Objetivo Final a Largo Plazo, otro Objetivo Parcial a Corto Plazo y lo más importante; un Objetivo Inmediato para Hoy"

Debes de ser fiel a ese "Objetivo" cada día, no aplazar tu responsabilidad y compromiso con tu objetivo emplazándolo al corto o largo plazo, sino traerlo a ahora mismo, al Hoy.

Recuerdo cómo un principio de año, en mi trabajo, nos comunicaron un "Viaje a New York Premio", si cumplíamos un objetivo en ventas. Inmediatamente instalé en mi ordenador un salvapantallas de Times Square, cada día al encender el ordenador, visualizaba mi objetivo, cada día... un año después celebré mi cumpleaños en La Gran Manzana. Objetivo Cumplido. Tengo claro que sino lo hubiese hecho así jamás lo habría conseguido.

No pospongas tu objetivo, establece un compromiso con tu objetivo desde el día 1 hasta el final.

No caigas en la trampa de dejarlo para mañana, son pruebas u obstáculos que te encontrarás en el camino que debes vencer. Trae tu objetivo final a hoy, visualiza cada día y conseguirás todo lo que te propongas.

Diego Gallardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada