miércoles, 16 de noviembre de 2016

LOS BENEFICIOS DEL BUEN HUMOR EN LOS EQUIPOS DE TRABAJO

Las emociones y su importancia en nuestras vidas son hoy un tema que no se discute. De hecho, las organizaciones día a día comprenden con mayor profundidad el valor de los contextos contribuyentes al bienestar de las personas que lo integran.





Según demostraron diversos estudios científicos, el humor y la risa son herramientas muy eficaces para modelar estados emocionales, disminuir hormonas del estrés, enfrentarse a desafíos, encontrar ideas creativas y beneficiar la salud en general.


Los ambientes de trabajo alegres favorecen el desempeño de sus empleados, ya que al sentirse a gusto pueden realizar sus tareas con mayor entusiasmo, libertad y, lo más importante, sin estrés.

Un ámbito laboral en donde el humor está presente contribuye con la integración de las personas, aumenta la cohesión de los equipos, fortalece la motivación y estimula la innovación, además de crear un entorno más agradable y humano para trabajar.

El neurocientífico Jung-Beeman, un reconocido estudioso de la creatividad, pudo en sus investigaciones concluir que solemos resolver mejor los problemas si estamos de buen humor y relajados. Es por ello que los ¡Eureka! suelen llegar cuando realizamos actividades que dejan nuestro cerebro libre y le permiten a la cingular anteriorcorteza cingular anterior (un centro relacionado con la detección de errores y la atención) captar una nueva idea y, a la corteza prefrontal (nuestro “gerente” cognitivo), hacerla consciente.



Claro que la creatividad no nace de la nada sino que es el resultado de una necesidad que pone al cerebro a trabajar y a conectar circuitos neuronales, pero fuera de nuestra consciencia. Por eso, los neurocientíficos recomiendan distraer nuestro cerebro con actividades distendidas (de ocio o mecánicas ―como resolver un rompecabezas―) a la hora de tomar decisiones complejas.

También es aconsejable anotar las ideas que surgen, ya que dependen de nuevas y frágiles conexiones que pueden deshacerse, por lo que si no las registramos y luego intentamos recordarlas no podremos y deberemos esperar hasta la generación de una nueva conexión.





Otro trabajo que presenta el valor de las emociones es el de Ruby Nadler de la Universidad de Western Ontario (EE.UU.), quien junto a su equipo buscó dilucidar cuánto influye el estado de ánimo en diversas actividades. Para ello expusieron un grupo de voluntarios a videos y canciones que los hicieran sentirse alegres o tristes. Después les pidieron la realización de ciertos trabajos y comprobaron que quienes se sentían felices descubrían antes que sus compañeros cómo resolver problemas que exigían del uso de la creatividad y flexibilidad de pensamiento.

En la actualidad la innovación y flexibilidad son fundamentales en las organizaciones, y por ello empresas como Google tienen espacios con sillones para descansar, consolas de videojuegos y otros elementos para que sus empleados puedan recuperarse de las exigencias y sus cerebros cuenten con tiempo para el surgimiento de nuevas ideas. Recordemos que nuevas ideas no significan algo totalmente diferente a lo establecido hasta el momento, sino que muchas veces son solo mejoras.

Si en nuestras organizaciones no contamos con espacios hay diversas estrategias que podemos utilizar. Un pequeño rincón agradable con una cafetera y dos banquetas que permitan que compañeros compartan un momento distendido, colocar en una pared un pequeño cesto de básquet con una pelota de tela; un centro de dardos; proponer los 15 minutos de la risa en donde se comparen videos o chistes; 10 minutos de actividad física en donde todos cumplan con una consigna de movimientos corporales, son algunas de las posibilidades por las que se pueden optar. Otra alternativa es que cada día un empleado sea quien traiga una propuesta. Estas ideas y muchas otras que seguramente tu cerebro comenzará a crear son estrategias que mejorarán el estado de ánimo y le permitirán a nuestro cerebro ―que es altamente social― sentirse parte de un grupo, con una UCCM (unidad cuerpo cerebro mente) que pueda expresarse en todo su potencial.



Fuente: NSE. MARITA CASTRO - Asociación educar 

Bibliografía:

Nadler RT, Rabi R, Minda JP. Better Mood and Better Performance: Learning Rule Described Categories Is Enhanced by Positive Mood. Psychological Science, 2010; 21: 1770-1776 DOI: 10.1177/0956797610387441.

Anderson JR, Anderson JF, Ferris JL, Fincham JM, Jung K-J. Lateral inferior prefrontal cortex and anterior cingulate cortex are engaged at different stages in the solution of insight problems. PNAS June 30, 2009 vol. 106 no. 26 10799-10804, doi: 10.1073/pnas.0903953106.

Bowden EM, Jung-Beeman M. Normative data for 144 compound remote associate problems. Behav Res Methods Instrum Comput. 2003 Nov;35(4):634-9. PMID: 14748508.

Jung-Beeman M, Bowden EM, Haberman J, Frymiare JL, Arambel-Liu S, Greenblatt R, Reber PI, Kounios J. Neural activity when people solve verbal problems with insight. Plos Biology Apr 2004 vol. 2 no. 4 10.1371/journal.pbio.0020097.

Curso de Neurociencias y Liderazgo, Asociación Educar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario