Ejercicios,  Motivación

CÓMO MOTIVARSE PARA ENTRANAR, FUERA EXCUSAS

Algunos días empiezas con la intención firme de ir a entrenar, de hecho la noche anterior lo has dejado todo preparado. Por otro lado, las justificaciones y excusas empiezan a acumularse en tu cabeza: deberías quedarte hasta más tarde en el trabajo en lugar de ir a hacer algo de ejercicio, o bien ya hiciste una clase de cardio a principios de semana, así que hoy no irás al gimnasio. BASTA YA DE EXCUSAS.

El ejercicio es muy importante para mantenerse físicamente sano, pero a veces resulta difícil motivarse para hacer los entrenamientos habituales. Sentirse perezoso o tal vez estar de mal humor puede afectar a tu voluntad de seguir tu rutina de ejercicios.

 

 

Hemos reunido algunos consejos sencillos de motivación para el ejercicio que podrás seguir para mantener el control de tu fuerza de voluntad y animarte a moverte del sofá o la silla del trabajo.

 

Establece pequeños objetivos de fitness

Una de las razones por las que a algunas personas les resulta difícil mantenerse motivadas cuando se trata de hacer ejercicio es que se fijan objetivos demasiado exigentes desde el principio, y luego se frustran cuando no pueden alcanzarlos rápidamente. Establecer pequeños objetivos de fitness es una de las claves para mantener tu motivación. Especialízate en dar pequeños pasos, no grandes saltos, y ten hitos claros y alcanzables. Por ejemplo, si te apetece correr, pero encuentras excusas para dejarlo de lado, pensando que no tienes tiempo para hacer ocho kilómetros, tienes que marcarte un objetivo más realista. Dígase a sí mismo que solo correrá un kilómetro y medio, y felicítese una vez que haya alcanzado ese objetivo. Es un equivalente para los entrenamientos de cardio. Si te has quedado con ganas de añadir flexiones a tu rutina, márcate el objetivo de empezar con 10 cada día durante cada semana. Los diarios de entrenamiento son una excelente forma de llevar un registro de tus objetivos. Los revisarás cada día y aumentarás gradualmente lo que te gustaría lograr. Mirar hacia atrás a los objetivos que ya has cumplido puede ser una buena manera de seguir motivado para seguir adelante.

 

Consigue un compañero de entrenamiento

Puede que pienses que lo último que te gustaría es tener a alguien a tu lado cuando estás sudando, respirando fuerte y concentrado en tu entrenamiento. Pero hacer ejercicio con un amante tiene muchas ventajas cuando se trata de mantenerte motivado y de llevar tu rutina de ejercicios al siguiente nivel. Escoge a alguien que tenga una personalidad alentadora, que pueda animarte durante tu entrenamiento, y tú harás lo mismo por él. A veces, este pequeño estímulo amistoso – y la competencia – es el impulso que le gustaría señalar para su entrenamiento y terminar fuerte. Hacer ejercicio con un compañero también ayuda a mejorar tu círculo social y te permite formar conexiones significativas con personas que persiguen objetivos similares.

 

 

Mantén los entrenamientos cortos

Intentar motivarse cuando se teme un entrenamiento de una hora de duración que se extiende ante ti es suficiente para minar tu energía antes de empezar. Si no te sientes de humor para resolverlo, saber que te diriges a una breve sesión de ejercicios te empujará a impulsarte a través de ella más rápido. En los días en los que te sientas así, intenta limitar tu entrenamiento a 15 o media hora. Es mejor que no hacer ejercicio en lo más mínimo, y usted todavía está listo para obtener un entrenamiento intenso durante una corta cantidad de su tiempo.

 

Crear una lista de reproducción para entrenar

La música es a menudo un excelente motivador. La canción adecuada con un ritmo honesto puede incitarte a correr más rápido, a pedalear más fuerte en la bicicleta, a realizar series adicionales en una máquina de pesas y, en general, a mejorar tu estado de ánimo. Para crear tu propia marca de estímulo acústico, crea una lista de reproducción con todas tus canciones favoritas para aumentar tu motivación durante el entrenamiento. Mientras disfrutas de tus canciones, no te olvides de hidratarte. para dar un empujón a tu agua, elige un producto como Bebida Rehidratante XS™, que está disponible en sabores refrescantes y contiene una mezcla de vitaminas y minerales que te ayudará a combatir los radicales libres. ¿Quieres una idea de una buena música para entrenar? Aquí te la dejo:

 

 

Pruebe una variedad de entrenamientos

Mantén las cosas frescas e interesantes incorporando una amplia mezcla de ejercicios a tu rutina de fitness. Limitarse a alternar entre ejercicios cardiovasculares y de pesas cada dos días puede resultar repetitivo al cabo de poco tiempo. Deshazte del aburrimiento eligiendo nuevos entrenamientos como el yoga o las clases de spinning, probando tus piernas en el running o tomando algunas clases de iniciación al tenis o al aeróbic acuático. Probar varias cosas no solo te ayuda a descubrir nuevos entrenamientos que posiblemente adorarás, sino que la variabilidad es un dulce motivador.

 

Establezca un horario de entrenamiento diario

Una parte de la motivación para hacer ejercicio consiste en marcarse un tiempo. Nada dice que te conviertas en una prioridad como sacar un rato de tu agenda cada día para dedicarlo al ejercicio. Al establecer un tiempo de entrenamiento diario, estás creando la expectativa de que tendrás tiempo para considerar las cosas que te mantienen físicamente saludable. Establece recordatorios en tu teléfono para mantenerte responsable.

 

La motivación para mantenerse en forma puede estar disponible de muchas formas, desde programar regularmente tus entrenamientos, formar un equipo con un compañero o escuchar música que se convierta en un telón de fondo alentador para tu próxima sesión de ejercicio.

 

Diego Gallardo –  🏋‍♂ Fitness & 👨‍⚕ Nutrition Coach

🌐 Nómada Digital | 🚀 Emprendedor | 🏋‍♂ Fitness & 👨‍⚕ Nutrition Coach | 👨‍🏫 Formador de Formadores

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.